Drop Down MenusCSS Drop Down MenuPure CSS Dropdown Menu

MARATON OGRO

30/08/2015 – Autol (LA Rioja)

Y vuelta al ruedo…

A finales de julio me diagnosticaban fractura de hueso sesamoideo del pie y tratamiento de recuperación incluía dos meses de estar en el “dique seco”.

Algo de MTB, pero sobre todo descansar es lo que hice durante el mes de agosto, al tiempo que sufría envidia sana cuando veía a alguien corriendo por el monte, o recibía noticias de las pocas carreras que se celebran durante este mes estival.


La evolución era lenta, pero al menos sabía que estaba marchando bien. Seguía y sigo con dolores pero cada vez menos intensos.

Hace dos semanas que empecé a andar por el monte y al saber que mi amigo Juanma Franco se acercaría hasta La Rioja para participar en una maratón de montaña, me vine arriba y decidí apuntarme, ya sabéis con las típicas de “…voy a ir suave, …si veo que me duele lo dejo, o …hasta donde llegue”.

Así pues, a participar en la II Edición del Maratón del Ogro en Autol (La Rioja), una maratón con escasa participación, entorno a los 40 corredores, no así la versión corta de 18 kilómetros, que completaba aforo.

Desde luego la opción correcta y mas sensata hubiera sido la de seguir sin correr hasta finales de Septiembre, tal y como me habían recomendado, pero también es verdad que después de tanto tiempo, crees conocer como responde tu cuerpo, aunque no siempre sea así.

A priori, 41 kilómetros con un desnivel acumulado de 4328 metros y una altura máxima de 1150 metros. Un maratón de exigencia media a tenor de estos datos, a la espera eso si de conocer in situ el tipo de terreno, su estado y las condiciones climatologías.


En cuanto a los avituallamientos (8), mas de lo habitual quizás, cosa que se agradece y mucho, lo que te permitía ir ligero de equipaje. A pesar de ello, había quien se pertrecho del equipamiento habitual en ultratrails.

Buen tiempo, y como no, teniendo en cuenta que estamos en La Rioja y en el mes de Agosto, una previsión de 21º a 35ºC a lo largo del día.

A las 07:30 horas, prácticamente sorteando a los jóvenes que se iban retirando a casa tras darlo todo durante la noche, coincidiendo con las fiestas del pueblo, salimos para afrontar un bonita mañana de trail.

Decido ir con bastones para evitar cargar todo el peso en las piernas y durante los primeros kilómetros voy bien, con fuerzas y sin notar a penas dolor en el pie.

Subes y bajas constantes por pistas cómodas. Con mas precaución de la habitual afrontaba los descensos para no cargar excesivo peso en las piernas, ni dar un mal paso que me hiciera resentir de la lesión.

Un grupo de unos 5 a 6 corredores nos vamos intercambiando las posiciones constantemente. Quizás las subidas y bajadas por los anchos y largos cortafuegos se atragantaban algo mas, pues el terreno ademas era bastante irregular.

De cualquier manera nada que reseñar salvo la impresión que me causaba, cada vez que pasábamos a los pies de las turbinas eólicas (molinos de viento modernos), tanto su envergadura como el sonido que generaban.

Especialmente agradable el tramo de sendero entre bosques que transcurría entre los kilómetros 19 y 24 aprox.

Tras el kilómetro 26, la cosa empieza a cambiar un poco. Ya eran prácticamente las 11:00  horas de la mañana y el calor se hace cada vez mas patente. Un fuerte descenso previa a una muy dura ascensión nuevamente por cortafuegos que te llevaba al kilometro 28,5 aprox.

Hasta este momento, a pesar del calor, el viento era intenso y agradable, prácticamente patente en todo momento al tratarse de una zona de mucho viento. Pero en esta subida, a penas azotaba el viento y el calor fue intenso. Personalmente que no llevo demasiado bien estas altas temperatura, el calor me paso factura y comencé a tener algunos calambres en aductores e isquiotibiales, que iba sorteando poco a poco para poder continuar.
En el avituallamiento del kilómetro 28,5, donde casi puedes pensar que ya esta prácticamente hecho, nos informan que empieza “lo divertido”. Y cuando te dicen eso, ya sabes de que te hablan.

Como pude, afronté los conocidos “toboganes”. Subidas y bajadas constantes, cortos pero de mucha inclinación, donde apenas soplaba el viento y el calor era muy intenso. Si llegabas a este punto “tocado” de piernas, pues estabas listo.

Zona muy dura para todos, llegando incluso a tener que ascender por algunos tramos con la ayuda de cuerdas. Parece que los organizadores lo hacen a posta, pero a mi siempre me parece que lo duro lo dejan para el final.

Tras salir de esta dura zona, ya en el kilómetro 38-39, entonces si tenia un fácil descenso por pista hasta llegar al pueblo. Curiosamente en estos últimos kilómetros voy dejando atrás mis problemas de deshidratación y sus calambres y empiezo a encontrarme mejor, para completar esta nueva prueba en 05:50 horas.

Objetivo mas que cumplido, al volver a correr por el monte después de tanto tiempo sin apenas dolor en el pie, y con buenas sensaciones de fuerza en todo momento.

De la carrera decir que la organización desplegó muchísimos medios, al nivel de muchas otras de mas entidad, cosa que me sorprendió al no contar con mucha participación. Quizás las fechas no acompañan, aunque es de agradecer que haya pruebas en esta época del año pues sirven también a muchos para preparar otros retos de cara a los meses de septiembre-octubre. Nada que echar en falta, sino mas bien todo lo contrario, así que mi mas sincera felicitación y agradecimiento.

Sobre el recorrido, agradable en su mayoría, espectacular en algún que otro tramo, algún otro tramo que bajo el calor se hacía difícil y una parte final dura, dura que dependiendo de cómo llegues puede convertirse en el cielo o el infierno. Pero como me dijo un miembro de la organización en uno de los últimos avituallamientos, “esto es la montaña”. Así es.

Y precisamente por que se reconocer el esfuerzo que hizo la organización deseo compartir la nota publicada en su pagina de facebook tras la carrera:

“Es complicado ponerse a explicar todas las sensaciones que este año nos ha dejado la Ogro.
Ha sido una edición en la que se ha puesto mucho empeño y trabajo por parte de mucha gente. Lo que era el sueño de unos pocos se ha hecho realidad gracias al apoyo de muchos.

El año pasado fue un éxito, tuvimos 160 participantes entre las dos pruebas, así que este año teníamos buenas esperanzas. Pero, no iba a ser tan fácil. 

Conforme llegaba la fecha, las inscripciones avanzaban despacito, tanto que hubo momentos de preocupación, pensando que la gente no acudiría. 

Llego el día de la carrera, y sí, fuimos menos. En la Ogro estaban 29 inscritos, 31 menos que el año pasado. En la Ogrito, igualamos inscripciones rozando las 100.

Solo tenemos palabras de agradecimiento para todos aquellos valientes que estuvieron aquí. Nada más que por ellos, merece la pena tanto esfuerzo, tanta ilusión.

Ver las caras de satisfacción cuando entraban en meta, ver a los 25 que acabaron la Ogro con el calor que hacía...Ver la entrega de trofeos, que no pudo ser más emotiva. El momento de recoger Lurdes su trofeo nada más llegar a meta saltándosele las lágrimas; como aplaudía el público, que estuvo de diez. Y como fuimos todos a recibir a Miguel, último corredor de la Ogro entrar en meta tras casi 7 horas corriendo para acabar cogiendo el micro y gritar "viva Autol"... 
Todos esos detalles, hacen que la Ogro, aunque humilde en cifras, sea grande en espíritu.

Que, por supuesto, aprendemos de los errores y tomaremos decisiones importantes para años venideros. Y nos esforzaremos para que, sobre todo, y ese es nuestro principal objetivo, los corredores se lleven un recuerdo imborrable de la Ogro, de Autol y de los Autoleños.
Antes de colgar las clasificaciones, es momento de agradecer a todos los que han hecho que esta carrera sea posible.

Ayuntamiento de Autol, club +Run, Club de Balonmano Autol, C.D. Autol, Club de montaña Valbuena, a todos y cada uno de los que han estado en cruces y avituallamientos.

Todas las empresas que han colaborado con el evento, tales como Coryen, Mercedes Auto-Oja, Ayecue, Vallondo, Hostal San Isidro, centro de estética Silvia, Caja Rural de Navarra, restaurante Verona, Carsal, Ciruela de Nalda y Quel, Herbalife, Acua, restaurante Oxford, +x-.

Un millón de gracias!!! “.

Humilde y admirable

Maratón de montaña Ogro
www.ogromaraton.com