Drop Down MenusCSS Drop Down MenuPure CSS Dropdown Menu

24H MATAPORQUERA



Mucho mas de lo que esperaba...
25/07/2015 - Mataporquera (Cantabria)

Esta es una prueba que iba pasando año tras año de calendario a calendario, con la esperanza de que alguna vez pudiera realizarla. Me resultaba difícil acudir dado que se celebra en fechas complicadas al coincidir con muchas otras pruebas importantes del año y mas aún si practicas varios deportes. Pero esta vez si, pude estar allí.



La localidad de Mataporquera acogía una nueva, la sexta edición ya, de las 24 horas BTT de Mataporquera, una prueba de resistencia de Mountain Bike en circuito cerrado de 9,8 kilómetros.

Varias modalidades a elegir (12 o 24 horas, en equipo de 4 o 2 componentes o individual), con la que participar junto al resto de los 220 ciclistas que finalmente tomamos parte en esta edición de 2015.

Desde luego prometía ser una prueba diferente para mi y tenia ganas. Como siempre preparándola lo justo como para poder defenderme en ella decentemente pero lejos de los 5 a 6 meses que muchos de los participantes con los que hablé decían haberle dedicado en preparación exclusiva.

El objetivo? Dar tantas vueltas como te sea posible al citado circuito, en un variado, bonito y divertido recorrido que combinaba pista y sendero arbolado, algunos tramos técnicos y constantes subidas y bajadas.

Llegamos sobre las 01:00 horas ya del sábado y casi a tientas nos instalamos para dormir. Hacia mucho viento y bastante frío. Pensamos entonces que de ser así la noche de la carrera, no sería fácil la noche.

Ya por la mañana, al despertarnos pudimos comprobar que sin querer nos habíamos ubicado justo al lado del circuito, frente a todos los servicios disponibles (Masajista, Taller, Servicios, Médicos, etc.) y también frente a los boxes donde se accede y se sale del circuito o hacen los relevos los equipos. Así pues sitio inmejorable lo que nos permitió ya en carrera, al poder salir del circuito para descansar y tener a mano todas tus cosas en nuestro “chiringuito particular”.

Nuestro "chiringuito"

El lugar era agradable y las autocaravanas, tiendas de campaña y demás, se repatrian entorno a los Boxes. Ambiente tranquilo y agradable.

Zonas de acampada

Amaneció buen tiempo que agradecimos. La salida a las 12:00 horas lo que nos permitió tomárnoslo tranquilamente sin prisas como en la mayoría de las carreras.

En la recogida de dorsales

Con todo listo ya estábamos preparados para afrontar una carrera con muchas incógnitas para mi y mi compañero Juanma Franco. “Sobre la marcha”, nos solíamos decir.


























Cuando estábamos a punto de oír el cohete que daba inicio a la carrera, dos participantes que estaban
delante nuestro se decían “…haber si llegamos este año a 20 vueltas, venga ánimo….”. En ese momento no le di importancia e incluso no me parecieron mucho.


Salida por las calles del pueblo hasta entrar ya en el circuito para hacer la primera pasado por boxes y poner realmente el contador a 00:00.


Primera vuelta para reconocer el terreno. Decido ir muy tranquilo y tratar estudiar bien el circuito. Y cuando había recorrido 6 kilómetros de los casi 10 km de los que consta el circuito, pinchazo. Empezábamos bien.

Zona de Boxes

Arreglando el pinchazo me quedo prácticamente último y ademas decido hacer mi primera salida del circuito al pasar por boxes para ir al furgoneta y coger otra cámara por si acaso.

Paso por boxes

Accedo nuevamente al circuito y esta vez si completo mi segunda vuelta a ritmo cómodo para seguir estudiando el mismo.

Primer repecho tras el paso por Boxes

Tenia una estrategia flexible pero con la idea inicial de hacer descansos cortos de 5 a 10 minutos cada 2 o 3 vueltas (20-30 kilómetros). Hice así pues tres vueltas seguidas (ya llevaba cuatro en total) y me convencí de que la tercera vuelta me sobraba. A partir de este momento pensé hacer solamente dos vueltas (20 kilómetros) y dependiendo de la fatiga acumulada con el paso de las horas, quizás incluso una. “Sobre la marcha”.


Así pues cada dos vueltas un pequeño parón, sentado en nuestro “porche” a gusto contemplando el ir y venir de participantes, un verdadero trajín continuo, entre los participantes individuales que se tomaban al igual que yo su pequeño descanso y los relevistas en un intercambio sin fin.

Dos participantes haciendo el relevo

En la vuelta 6, literalmente me quedo sin freno delantero, no se que a pasado pero tengo que acudir al taller. Al paso por meta acudo a el y enseguida se ponen con ello. Se había partido una pieza y estaba totalmente inservible. El técnico se emplea a fondo y finalmente me coloca otro freno que tenia de segunda mano. Total unos 40 minutos parado que aprovecho para descansar y comer algo mas contundente.

El taller mecánico

Entre el tiempo perdido con el pinchazo y el arreglo del freno, perdí la poca tensión que de por si te da la competición y ya a partir de este momento ya solo me centré en disfrutar de la prueba. Dar el máximo numero de vueltas pero sin morir para nada en el intento.

Primeros tramos en descenso del circuito

Tras 6 o 7 vueltas (60-70 kilómetros aprox.) ya comenzaba a acusar el cansancio aumentando el tiempo empleado por vuelta que solía rondar los 35 minutos y pasaban a ser 37-38 y al mismo tiempo el tiempo de descanso llegando a emplear casi sin darme cuenta unos 20-25 minutos.


En cada vuelta el factor limitante era distinto, en alguna me dolían las plantas de los pies que tras el correspondiente descanso desaparecía para no volver mas, en otras eran los calambres coincidiendo con las horas de mas calor, en otras era el dolor de culo, en otras las manos, en otras el hambre o la sed, etc. Siempre factores diferentes y por ello pudo sobrellevarlo bastante bien. Los descansos me recuperaban bastante y salían con ganas renovadas que me permitían hacer la primera de las dos vueltas apenas sin enterarme y tener las fuerzas suficientes para terminar la segunda aunque ya con ganas de un nuevo descanso. Psicologicamente de esta manera podía estar, como así hice, bastante horas en carrera llegando a las 21:30 horas con aprox. 14 vueltas.


En todo este tiempo los participantes en la prueba de 24 horas individual, eramos rebasados una y otra vez por los participantes de relevos que lógicamente iban a mayor velocidad. Algunos tramos de senderos entre bosques permitían circular a un solo ciclista, por lo que era habitual oír “…cuando puedas…”.

Uno de los tramos por senderos

Entonces tu buscabas el sitio idóneo para apartarte sin mayor problema y dejar paso. “Gracias,…venga ánimo…”. Mucho respeto entre ciclistas que era de agradecer.

A las pocas vueltas ya tenia sectorizado el circuito:

1) Tramo rápido por pistas anchas con viento a favor donde se podía ir muy rápido terminando con un falso llano duro con viento en contra.

Primero de los sectores

Primero de los sectores

2) Primera cuesta que te obliga a tirar de desarrollo para acceder al primer sendero por bosque, espectacular, preciso y poco exigente físicamente.

Primer repecho

Sendero a través del bosque

Al paso por los senderos de uno de los tramos por bosque

3) Descensos divertidos y rápidos por pistas ya fuera del bosque que te llevaban al punto intermedio de cronometraje.

Descensos tras salir del bosque















4) Cuesta mas larga tirando de desarrollo con terreno pedregoso que dificulta el agarre en un primer momento y ascenso final mas tendido por sendero hasta el punto mas alto del circuito. Termina con un descenso que te lleva al segundo Bosque.

Cuesta "larga"



5) Segundos bosque por sendero en ligero ascenso y muy bacheado que maltrataba tus manos y culo en particular, pero bonito también en mi opinión.

Mi compañero Juanma en el segundo bosque
Final del bosque

6) Salida del bosque y descenso final a Boxes. Simplemente espectacular. No os imagináis como disfrutábamos todos bajando por aquí.

Tramo llano tras salir del bosque y antes del descenso final

Descenso final

Descenso final

Sobre las 21:30 horas, como decía me tomo ya un descanso quizás algo mayor y aprovecho para colocar mis nuevos “juguetitos” que había comprado por Internet para iluminar la noche. No los había podido probar antes y no las tenia todas conmigo.



Ya sobre las 22:00 horas, Juanma me comenta que esta cansado y que va a dormir. Yo tenia muchas ganas de nadar de noche y no quería perder la oportunidad. Ponte los juguetes, una luz frontal ubicada en el manillar con batería externa y un frontal por encima del caso, ambos con bastante luz.

Cae la noche en el circuito

Tras la primea vuelta nocturna, que por cierto que encantó, volví a parar para hacer algunos ajustes y  conseguir ajustar todo bien. De noche el circuito parecía otro y la carrera también. Sin embargo reconocías todos los detalles y peculiaridades del mismo sin ningún tipo de problema como si fuera de día.


El trafico de ciclistas era mucho menor y reinaba la tranquilidad. Me recordaba las horas nocturnas en los ultratrails e iba feliz. Tras otras 3 o 4 vueltas, siendo ya las 01:30, decido que ya había realizado lo que mas me apetecía de esta carrera, andar de noche y decido descansar unas horas con la idea de madrugar antes de la salida del sol para ver el amanecer sobre la bicicleta. A las 05:30 horas me pongo en marcha nuevamente y hago otras dos vueltas con el amanecer. Mágico.


Un nuevo descanso y ya veo que Juanma esta a punto de salir al circuito.


Tras el desayuno, me incorporo nuevamente con la clara intención de dar alguna vuelta mas pero terminar bastante antes de las 12:00 horas del Domingo (tras las 24:00 horas), dado que tampoco tenia ninguna motivación extra por alcanzar mas numero de vueltas y poder disfrutar mas del ambiente, tomar el sol, darme un bañito en la piscina, etc.



Tras otra dos vueltas, y pensando que ya había hecho 21 vueltas, decido dejar el circuito definitivamente sobre las 10:00 horas.

Sabia que con ese numero de vueltas, recordando la conversación de aquellos dos ciclistas que antes de la salida soñaban con hacer 20 vueltas, estaría tranquilamente por encima de la mitad de la clasificación.

Mi compañero en cambio, tras dormir toda la noche se pasó toda la mañana hasta las 12:30 horas dando vueltas. Dos estrategias muy diferentes.

Participantes atentos a la evolución de las ultimas vueltas

Mucha expectación hasta las ultimas vueltas pues aun se estaban decidiendo algunos puestos en las distintas categorías.



Finalmente se da por concluida la carrera en un ambiente siempre alegre y distendido.

El tiempo fuera del circuito había aprovechado para hablar con miembros de la organización, otros participantes, colaboradores, etc. Haciendo “mía” la carrera.

Para mi sorpresa, pude saber mas tarde que no había hecho 21 vueltas sino 23 lo que me acercaba al top10.

En cuanto a clasificaciones en el formato de 12 horas individual el ganador llego a las 20 vueltas mientras que en cuartetos se llegó a 23. En el formato 24 horas, el ganador individual llegó a la friolera cantidad de 45 vueltas, 50 en parejas y 61 para cuartetos.

Disfrute mucho este nuevo formato de carrera y me llevo un grato recuerdo y sin duda alguna trataré de repetir el próximo año, quizás con algo mas de ambición deportiva.

Una organización que a pesar de no ser profesional, pues no viven de ello, rozó la perfección. Ninguna objeción, todo lo contrario, mi mas sincero agradecimiento.

De todas mis experiencias vividas hasta el momento en esta modalidad de Mtb / Btt, me quedo sin ninguna duda con la Transpyr  y esta Mataporquera 24h. Dos versiones muy diferentes de vivir la mountain bike.

24 Horas Mataporquera
http://www.mataporquera.es/24horas/

P.D. Gracias nuevamente a mi amigo Juanma por acompañarme en esta nueva aventura.