Drop Down MenusCSS Drop Down MenuPure CSS Dropdown Menu

ALTRIMAN

 13/7/2013 - Les Angles (Francia)

Un pequeño “gran” despiste…



Aun mientras escribo estas líneas, me sigo pegando cabezazos contra la pared....


Momentos previos

Llegó la gran hora de enfrentarse al triatlón mas duro del mundo, el ALTRIMAN 2013.

Una prueba realmente novedosa para mi, un ironman digamos … “ a lo bestia” con 3,8 km nadado en un lago a mas de 1500 metros de altitud y de noche, 200 kilómetros de ciclismo con casi 5000 metros de desnivel positivo y todo ello entre los 1500 y 2100 metros de altitud y 42 km corriendo con 600 metros positivos. El reto, esta vez, no estaba mal verdad?

Dudas, muchas.

En esta ocasión pido a mi amigo Iñaki Fernandez que me acompañe en esta aventura y como siempre accedió gustosamente.

La única pega es que llegamos a ultima hora del viernes y no pudimos ir al breafing de la carrera. No lo sabia entonces, pero esto tuvo mucho que ver en el desenlace final de mi participación.

Durante el viaje de ida, el GPS nos “metió” por el puerto de Pallares que precisamente tendría que ascender al día siguiente en bicicleta. La imagen era “graciosa”.


Con un poco de nervios por haber llegado tan tarde, pero finalmente dejamos todo preparado para el día siguiente.
 
Detalle de los boxes

Nos dio tiempo incluso a ver el lago donde comenzaría la aventura en pocas horas.

Ojeando el pantano

Ya en el camping  y casi de noche, cenamos algo y nos vamos a dormir sobre las 23:30 horas. La diana esta vez tocaría a las 03:45, dado que la natación comenzaba a las 05:30. A pesar de la buenas previsiones metereológicas, n ese momento llueve e incluso hace algo de frío.

La furgo marcaba 9,5ºC (Fresquito)

Sector de natación

Tras la diana, nos aproximamos a los boxes y ultimó todos los detalles. Dejo las 4 bolsas, (Bike Bag, Run Bag, y las dos bolsas para los puntos kilometricos 70 y 145 de la bici).
 
Detalle de las bolsas de cada participante

Un poco de calentamiento y los nervios a 100.

En el calentamiento previo

Aun de noche totalmente cerrada, comenzamos a nadar.


Salida espectacular del sector de natación


Las sensaciones sin embargo no eran malas. Al inicio era díficil ubicar la boya iluminada al estar rodeado de otros nadadores, pero poco a poco, a medida que nos espaciabamos, podías alzar la mirada y orientarte perfectamente. El circuito, dos vueltas de 1900 metros. Primer largo de unos 900 metros intentando coger mi ritmo, 100 mas antes de la segunda boya y los 900 restantes hasta la salida antes de comenzar la segunda vuelta. Circuito ameno, con temperatura del agua mas que perfecta y aguas tranquilas. Un lago con poca profundidad, dado que en los extremos podías incluso apreciar el fondo muy cerca durante bastante metros. Todo iba bien, hasta que antes de finalizar la primera vuelta, comienzan mis dichosos calambres en uno de mis gemelos. Nada nuevo. Haga lo que haga, no hay manera. Había tomado todas las precauciones del mundo y “de libro” (hidratación correcta, buen calentamiento, eliminada la posibilidad de falta de sales y/o vitaminas, etc..), pero nada.

Durante el sector de natación

Aun quedaban unos 2200 metros, y decido que habíamos venido a “luchar”, así que sigo. Poco a poco van desapareciendo. Salgo del agua, atravieso la pasarela de 20 metros y justamente antes de meterme de nuevo, se me suelta la correa de las gafas.

Finalizada la primera vuelta


Trato de tranquilizarme y ver si lo puedo solucionar. Veo que si, y lo arreglo, perdiendo algún que otro minuto.

A punto de comenzar la segunda vuelta

De nuevo en el agua y ya practicamente de día, trato de coger nuevamente el ritmo, pero en seguida, no uno, si no los dos gemelos, que comienzan “a protestar”.

Casi ya enfadado, por este tema sin solución en mi caso, decido seguir echandolé un poco de coraje. Poco a poco van desapareciendo, pero me hace desconcentrarme bastante y finalmente mi segunda vuelta se alargó bastante mas que la primera.

De cualquier manera, termino el sector de natación y me dirijo a lo que sin lugar a dudas es el sector estrella de este Ironman.


Corriendo a por la bici


A pesar del mal sector de natación, veo bastante gente en boxes y todavía algunos cuantos nadando.

Sector de ciclismo



Me visto de ciclista y comienzo el sector de bicicleta.

Saliendo de boxes a por los 200km de bici

Ya desde el inicio vamos varios participantes practicamente juntos en procesión. Primeros kilometros en ligero descenso y un primer puerto el (Col de Quillane) de 9 km con 320 metros de desnivel positivo y con desniveles del 4 a 6 % que nos sirve para entrar en calor siendo muy llevadero. En el alto, el primer avituallamiento (Km12) en el que no paro.

Una bajada posterior de unos 10-12km por carretera estrecha, un poco rota y piedra suelta en los laterales, pero que a pesar de ello se bajaba sin problema a 30-35 km/h en su mayor parte. En esta parte la gente es bastante prudente y adelanto a bastantes ciclistas casi sin querer.

El segundo puerto (Col de Llosa) de unos 14 kilómetros con 640 metros de desnivel positivo aprox. y pendientes entorno al 6%.

Vista general de la subida al Col de Llosa

Tan solo presentaba algunos kilómetros algo duros especialmente en su parte final, entorno al 7-8% de desnivel, pero que me resultó muy agradable de subir con muchas curvas a uno y otro lado.

Subiendo el Col de Llosa

Se desciende a Matemale (km 45) donde se encuentra el segundo avituallamiento. En esta ocasión si paro a comer algo, aunque rápidamente arranco de nuevo. Camino a Mijanes donde nos encontraríamos el tercer avituallamiento y primer corte horario (11:00) en descenso fácil salvo lo últimos 2-3 kilometros algo mas duros.

Durante la subida al Col de Llosa

Iñaki mientras tanto iba haciendo el cicuito con la furgo, a veces acompañandome y a veces esperándome en puntos de paso.

Ya en Mijanes (km 70) veo que voy bien con 30-45 minutos de adelanto respecto al corte de tiempo. Allí se encuentra Iñaki con la furgo, que estaba haciendo un recorrido alternativo para poder ir viéndome en ciertos tramos del recorrido.
 
Acompañado por Iñaki desde la furgo

Este avituallamiento lo alargo un poco mas antes de acometer el temido (Col de Pailheres).


En el avituallamiento y punto de control de Mijanes (Km 70)

Esto ya era otra cosa. Meto todo para tratar de subir tranquilo poquito a poco. Un puerto de unos 13 kilómetros con 1050 metros de desnivel positivo, una pendiente media entorno al 8% y rampas de hasta el 10%. Los primeros kilómetros duros, pero dosificando. Poco a poco se iba haciendo mas y mas duro dado que no habia tregua ninguna. A partir del kilometro 4 aprox. las vistas son espectaculares.

Vista del Col de Pailheres

Sin embargo los últimos kilómetros ya entorno a los 2000 metros de altitud, se me atragantan. Finalmente llego al avituallamiento en la cumbre. La vista es espectacular. Me tomo un ratito para descansar y comer algo. Me ofrecen un periódico que me coloco en el pecho (como los buenos..) y comienzo un descenso bastante rápìdo de unos 10 kilómetros por buena carretera. En las bajadas aunque hay que ir con cierta tensión, realmente descanso bastante y recupero bastante tiempo, adelantando siempre a alguno que otro ciclista.

Comienza el cuarto puerto (Col de Choula), que aunque teoricamente mas sencillo me habían avisado que solía pasar factura. Unos 5 kilometros al 7% y unos 440 metros de desnivel positivo. Efectivamente se hizo duro, pero en especial por que se pasa cuando el sol calienta y de lo lindo y el terreno ofrece pocas zonas para cubrirse. Se me había caido el bidón de agua al suelo en el anterior descenso y realmente pasé sed, Por lo demas lo subí bien, poco a poco. En el alto, pedía agua al chico de la ambulancia y comencé el descenso con fuerzas aún. Estaba contento por que en los descenso me recuperaba muy bien y mi ritmo era mantenido todavía.

Seguidamente un descenso con algún que otro “regalito” donde te quedabas clavado. En el kilometro 112 (Comus) un avituallamiento donde cargo agua y me tomo otro pequeño descenso. Continuo el descenso llegando a la cota mas baja del recorrido en un descenso algo complicadete pero que aun asi podías llevar velocidad media alta. Yo no habia estado en el breafing como comenté anteriormente y pensaba que lo peor había pasado. Pensaba que si sería duro el resto de etapa pero por fatiga acumulada, pues me parecía que las pendientes eran menores según el perfil que pude ver en la Web del organizador.

Y estaba equivocado claramente. Comienza el (Col de Garavel) un puerto de casi 3 kilometros con 195 metros de desnivel positivo. Se hizo especialmente duro y yo para este momento ya no sabía realmente en que punto del recorrido estaba. No me cuadraba esta ascensión tan dura de 3 kilometros. Del km 127 al 133 una zona con algunos toboganes. Posteriormente un descenso de 12 kilometros hasta llegar al avituallamiento y punto de control de (Gesse) en el kilometro 145. Aquí veo que sigo con unos 30 minutos de adelanto sobre el tiempo de corte. Me vuelto a tomar mi tiempo allí. Veo un par de ciclistas parados pero no tenian intención de seguir.

En el alto del Col de Garavel

Continuo la marcha y comienzo el (Col de Carcanieres) un puerto de 15 kilometros y unos 780 metros de desnivel positivo. A los pocos kilometros veo un par de ciclistas veteranos que me llaman a mi paso. Me detengo. Me dicen algo asi como que si conocía la ascensión. Les digo que no y ellos me dicen que abandonan, que tiene unos 3 o 4 kilometros al 6% muy duros.

Fuertes pendientes

Me extraño dado que ya no quedaba tanto (pensaba yo) y el 6% no era tanto como las rampas que habiamos subido hasta entonces. (pensé). Y tenían razón.

Este puerto se me empezó a hacer eterno y ya pude ver a los primeros ciclistas echando pie a tierra. Yo aguantaba sobre la bici pero a velocidad caracol. Estaba totalmente perdido en cuanto al perfil del recorrido, pues pensaba que este ultimo tramo de la bici era mas llevadero y estaba resultando el mas duro. Finalmente me paré por unos instantes para beber mas tranquilo y coger algo de aire. Despues continué la marcha.


Llegó a la cima donde se encontraba el avituallamiento (Roquefort Sault km 159) en el que no paro pensando que ya “estaba todo hecho”. Allí dejo atrás a otros dos ciclistas.

Posterior descenso de 9 kilómetros con algún repecho y afronto el último puerto (Col de Hares) de 8 kilómetros y 520 metros de desnivel positivo tambien durisimo. En el kilometro 173 se encontraba el avituallamiento (Escouloubre les-Bains). Me paro, estoy bastante cansado. Le pregunto si ya es todo bajada y duda. Pregunto a otro y me dice que aun queda montaña.

En el avituallamiento de Escouloubre Les-Bains
El no conocer el perfil me estaba desesperando un poco pero continuo.



Esta ascensión la comparto con un frances que alternaba entre subir en bici (momento en el que me adelantaba) y andar (momento en el que le pasaba yo con mi ritmo caracacol). Finalmente y durante unos metros, hago lo propio y junto al frances andamos los dos durante unos metros.

Junto al frances "andando" un poco

Ya en la parte final de esta durísima ascensión, si bien el desnivel era algo inferior, la sensación es de estar continuamente subiendo rampas del 10%. En varios momentos vi que la velocidad de ascensión era de 6-7 km/hora.

Sobre el kilometro 178 veo otra vez a Iñaki con la furgo y le pido que me de un trozo de tortilla que sabia que tenía. Tenia el estomago bastante castigado ya y no me entraba nada mas que cosas saladas. Me supo a gloria.

Tras completar la ascensión, 4 kilómetros de descenso y otros 11 kilómetros (200 metros de desnivel positivo) en ligero ascenso y con pequeños toboganes en dirección a Les Anglet.


Desde el punto de control del km 145 no me habia vuelto a precupar por el tiempo que llevaba, dado que que suponía que no tendría ningún problema con ello. De hecho en el kilometro 173 (Escouloubre les Bains) habia otro punto de control que también pasé.

Finalmente llego a Boxes muy contento porque aunque la parte final del sector de ciclismo habia sido durisima, estaba bastante entero y mis piernas aun fuertes como para afrontar el maratón, mi disciplina mas fuerte y donde estaba seguro no tendría problemas.

Llegando a Boxes

Y cuando me encontraba cambiándome de ropa para empezar a correr, se aproximó un juez que comenzó a hablarme en francés. Pensé que me preguntaba si iba a continuar y por supuesto le dije que si. Pero parecía que algo no iba bien.

Vino finalmente otro chico de la organización que hablaba un poco castellano y me comentó que me estaba diciendo que me había pasado 10 minutos del tiempo de corte del sector de ciclismo!!!!!!!

Empecé a alucinar!!! No sabia si pegarle una os.. o pegármela a mi mismo. Llevaba 13 horas de carrera y me dicen que por 10 minutos no puedo continuar.

Miro a otros dos participantes que había entrado delante mío y veo que tienen la misma cara que yo. Miro a Iñaki y le cuento lo que pasa.

Tras protestar un poco, desisto y recojo mis cosas. Junto a Iñaki nos dirigimos al camping.

No me esperaba para nada esta situación. La verdad es que había ido regulando bastante en la bici para llegar con fuerzas al maratón. Los controles los estaba pasando sin problemas y creo que por eso desconecté un poco del tema tiempo. Si a esto le añadimos que no conocía realmente el perfil al no haber asistido al breafing y pensar además que la parte final no parecía tan dura, el resultado fue el que fue.

De saberlo, tan solo tenia que haber parado menos tiempo en los avituallamientos y listo. Solo fueron 10 minutos. De hecho estuve parado en avituallamientos casi 50 minutos.

Me encontraba con fuerzas de sobra para acabar el Altriman, e incluso pienso que podría haber hecho un buen sector de carrera a pie.

Además cuando publicaron la clasificación, pude comprobar como aprox. 12 participantes llegaron mas tarde de las 00:00 horas (tiempo limite) y sin embargo les dieron por finisher!!. Algunos incluso con mas de 30-40 minutos de retraso. Eso si creo que no es justo.

Acaso todo ocurrió debido al número de mi dorsal?

Dorsal número 13

De los 155 participantes que iniciamos la prueba, completaron la prueba 122 (incluyendo a los 12 que se pasaron de la hora).

De cualquier manera me gustó la carrera, me gusto el ambiente, el lugar, el sector de natación, el recorrido en bici y también, por que no mi participación. Creo que lo hice bien, como esperaba, pero tuve “un pequeño gran despiste”. Como siempre me llevo una gran experiencia.

Y por supuesto me gustó que estuviera allí mi gran amigo de aventuras Iñaki Fernandez, que me apoyó y ayudó en todo lo que pudo, y eso no lo hace cualquiera. Te estoy enormemente agradecido Iñaki.


Mi gran amigo Iñaki


Como sabeis, tengo por constumbre no repetir prueba, incluso no acabándola. Pero en esta ocasión algo me dice que puede no ser así. Altriman 2014?