Drop Down MenusCSS Drop Down MenuPure CSS Dropdown Menu

QUE ZAPATILLA ELIJO?


Articulo extraido de  http://blogs.runners.es mas que interesante para tener a mano cuando nos toque "renovar" nuestras viejas zapatillas...

Claves y falsos mitos a evitar al comprar una zapatilla

Comprar una zapatilla no es solo ir a la tienda de turno y despellejarte el bolsillo. Probablemente si me lees no serás de esos que dice “que bonita me la llevo” pero como soy un maniático relamido con espíritu paternalista quiero que tras leer mi blog seas todo un experto comprador, que de eso se trata de dar información.

Mi experiencia al frente de una tienda especializada me dan un sinfín de anécdotas y de corredores vistos y lo que es más los otros pocos años que llevo pululando por casi todos los foros atléticos de este país me han enseñado que como se suele decir por mi tierra “hay gente pa to”.

PESO Y PISADA, FUNDAMENTALES

Aunque ya es costumbre pesarse regularmente como todavía encuentro a gente que no tiene ni idea de lo que pesa lo digo; pesate. Una vez que sabes lo que pesas te queda lo más complicado y es saber como pisas. Aquí viene el problema ya que no es evidente así que por si acaso, y para que no te quede resquicio a la duda, voy a hacer un recopilatorio de todas las claves para conocer tu pisada. Nada de enrollarme contándote historias podológicas, que como no soy podólogo no tengo por qué, sé que como buen hijo de vecino de este país sabes de todo y primero intentaras averiguarlo por ti mismo en vez de ir a un podólogo deportivo. Pues bien ten en cuenta todo esto que lo mismo te interesa:

1º) NO ERES SUPINADOR.

Explicación: El 85% de los corredores PRONAN, un 10% es de pisada neutra y solo el 5% supina y siento
comunicarte que lo hacen más porque entrenan para ello que por naturaleza y suelen ser atletas de alto nivel. Sé que tienes complejo de especial y dirás pues debo ser yo de ese 5%, sigue leyendo veras como seguramente seas más del montón que pronamos.

2º) SI DESGASTAS LA ZONA EXTERIOR DEL TALÓN DE TU ZAPATILLA, ES QUE ERES HUMANO.

Explicación: Dije humano no supinador. ¿No? Pues eso que si te da por levantar la pierna recta imitando el gesto de caminar o correr veras como la zona exterior del talón es la más baja con lo que será la primera que impacte contra el suelo de ahí que se desgaste más.

3º) ES QUE ADEMÁS DESGASTO MUCHO…

Explicación: Nada tío que te has empeñado en ser del 5% y vas a descubrir que si ese desgaste del talón por fuera es muy acusado suele ser precisamente señal de lo contrario. Pronas y es muy fácil de demostrar. Haz memoria y refresca el tema de los vectores. Si no te falla la memoria recuerda que la fuerza es un vector en línea recta con lo que si aterrizas fuertemente con la zona exterior del talón por naturaleza acabas saliendo justo por el lado contrario, el interior del antepié, pronación por definición. Por cierto, además taloneas mucho al correr.

4º) PUES MIRA EL DESGASTE DE MI ZAPATILLA SE VE CLARAMENTE QUE SOY SUPINADOR

Explicación: No te mosquees hombre si yo prono más que tu y todavía estoy vivo. Después de demostrarte que no le has encontrado utilidad alguna al tema de los vectores que diste en el instituto ahora te voy a dar otra mala noticia: Tienes menos tacto que tacto que unos calcetines de esparto y probablemente seas daltónico. Los colorines que traen las suelas de las zapatillas suelen indicar la dureza y resistencia al desgaste que tienen las gomas. Normalmente a más oscuras más duras y resistentes. Ello quiere decir que o eres una eminencia en compuestos plásticos y eres capaz de averiguar el desgaste de cada compuesto de goma que trae la zapatilla o sencillamente el desgaste no te va a decir casi nada porque es “ficticio”.

5º) ES QUE ADEMÁS SOY PIE CAVO.

Explicación: ¿Y? El pie cavo es por naturaleza un pie inestable y como has visto si de caer se trata la mayoría de los humanos “caemos” hacía dentro, pronamos. La razón es muy sencilla y es que la pronación supone un mecanismo de defensa contra el impacto y la supinación todo lo contrario ya que minimiza la superficie de impacto repartiendo peor este. Si tu pie es cavo piensa que ha de rotar más para encontrar el apoyo del arco con lo que muchas veces los corredores de pie cavo son los más pronadores en cuantía y calidad.

6º) SI ESO PARECE LÓGICO PERO MI TRAUMATÓLOGO ME DIJO QUE SOY SUPINADOR.
Explicación: Dile a tu traumatólogo que yo te he recetado un antiinflamatorio veras que bien le sienta. Pues eso que tu traumatólogo sabrá mucho de traumatología pero no de podología y biomecánica. Cada uno a lo suyo porque entre otras cosas probablemente tu traumatólogo ni siquiera corra y seguramente ni te haya visto correr. Yo, tu vendedor especializado soy corredor y llevo visto a miles de corredores. No soy podólogo pero conozco el mecanismo de la carrera a pie y para colmo tengo en los morros tus zapatillas que una vez usadas son como un molde de tu forma de pisar aunque hay que saber “leerlas”.
Desmontado el mito de la supinación, ahora que tienes la mente despejada, deberías ir a un podólogo deportivo e insisto en lo de deportivo porque si vas a uno que no lo sea lo más probable es que deje peor de lo que estás. Eso es lo lógico pero nuestra manía de ir a la pescadería a comprar carne es innata y seguramente pensemos que el vendedor especializado es una especie de enciclopedia con cuatro carreras universitarias que nos va a solucionar todo. No lo somos, pero con el tiempo aprendemos algunas cosillas. Si quieres facilitar las cosas llévate tus antiguas zapatillas, los especialistas ante todo conocemos el producto y nosotros si que sabemos que desgaste es normal o no en un modelo concreto. Si se te olvidan aquí acaba la jurisdicción del especialista que no obstante suele tener breves conocimientos de podología deportiva para ORIENTARTE, nunca para hacerte un estudio de la pisada que es bien distinto y requiere de un podólogo titulado. Estos breves conocimientos no suplen la visita a un podólogo deportivo y por supuesto solo detectan fallos biomecánicos simples y evidentes con lo que dejaríamos una puerta entreabierta a posibles complicaciones. Por supuesto que debes ser informado en todo momento de estas condiciones y que asumes lo que el especialista te dice sabiendo que no es su campo de trabajo con lo que se le exime de responsabilidad. OJO.

USO, SEGUNDO PASO.

Eso si es más fácil. Sabes que es competir y que es entrenar y zapatillas hay para tales usos pero la cosa se puede complicar si el presupuesto te obliga a decidirte entre una y otra. Mi consejo es que escojas una buena zapatilla de éntrenos que te permita entrenar con la seguridad de no lesionarte. Esta afirmación se basa en los números y es que por regla general entrenas muchos más días de los que compites y mejoraras mucho más si puedes hacerlo con regularidad por ausencia de lesiones que si por aligerar unos gramos para darle sensaciones en la competición te pasas el resto de la semana arrastrando dolores cuando no un parón.

TERRENO, NO TE COMPLIQUES.

Se esta poniendo muy de moda el uso de zapatillas de trail pero has de tener en cuenta que estas están destinadas a caminos abruptos y con dificultades técnicas importantes y que para darle respuesta a esas adversidades se ha recortado en amortiguación y flexibilidad. Si corres por el parque o por caminos en buen estado mejor unas de entrenamiento común que protegen más y también responden ante pequeñas dificultades. Ahora si lo tienes claro y es el momento de ir a la tienda a adquirir la zapatilla adecuada. Es una idea muy básica pero ya veis que tiene su historia. Ahora simplemente haré un pequeño popurrí de preguntas que soléis hacer y os pido, para darle un poco de actividad, que hagáis lo propio. Yo dejare el artículo sin terminar y lo iré completando con vuestras preguntas. Gracias.

PREGUNTAS FRECUENTES:

¿Llevo plantillas que tipo de zapatillas debo utilizar?
Respuesta: Aunque habitualmente se ha aconsejado que lo mejor para utilizar con plantillas son las zapatillas neutras lo cierto es que en la práctica aun llevando plantillas muchos de nosotros seguimos pronando. Se hace necesario pues complementar el trabajo de la plantilla con el de una zapatilla con control de pronación. Esta necesidad se acentúa si nuestro peso es elevado y/o nuestra pronación acentuada. En todo caso es necesario el feed back entre tienda y podólogo para corregir deficiencias.

¿Cuanto duran unas zapatillas?
Respuesta: Si te refieres a tiempo la cifra es muy variable, según el uso, pero si te refieres a rendimiento tomaremos una cifra, 900 kms, como referente y a partir de ahí tendremos que saber que una zapatilla acorde a nuestra fisonomía debe durarnos alrededor de esa cifra si bien las zapatillas de gama muy alta pueden alargar su vida unos 200 kms más. Las zapatillas mixtas tienen su caducidad allá por los 600 kms, las racer en los 300 kms y las voladoras no más allá de 200 kms. Según lo que tardes en hacer dichas cantidades así te duraran.

¿Es negativo tener un solo par?
Respuesta: En absoluto. Será el mismo entrenamiento el que te marque dicha necesidad. Si tu entrenamiento es variado en algún momento te pedirá tener unas zapatillas para hacer series, para competir e incluso clavos para el cross o de trail para tus salidas al monte. Desde luego si la economía aprieta lo fundamental es tener unas buenas zapatillas de entrenamiento.

¿Puede una zapatilla curarme una lesión?
Respuesta: Si es así dime que modelo que me compro veinte pares. La zapatilla es “medicina preventiva”, es decir, previene de lesiones pero nunca las cura. Si estas lesionado solo vale tratarte la lesión.

¿Puede una zapatilla lesionarme?
Respuesta: Al contrario que el caso anterior la respuesta es si. Si no es adecuada a tus condiciones por ahí hay una gran puerta abierta a las lesiones.

¿Tacto duro o blando?
Respuesta: Para gusto los colores pero como dice el refrán los polos nunca son buenos. Has de saber que si bien las amortiguaciones blandas son más cómodas por lo general estabilizan menos y pueden hacer sufrir a los tendones por su excesivo recorrido. Las duras son más estables pero si son demasiado duras pueden ser menos eficientes a la hora de filtrar impactos. En el equilibrio la virtud.

¿Que zapatillas me compro si desgasto de manera muy pronunciada los exteriores de los talones?
Respuesta: Tienes un problema biomecánico, taloneas en exceso, tu zapatilla ha de ser alta de talón para que te ayude a puntear más pero además si te haces unas plantillas ahorraras a la larga en zapatillas.
-Soy un corredor novato, no quiero competir, entreno 3-4 días en semana pero nada profesional-
Respuesta: Siento comunicarte que tus tendones, articulaciones y músculos aparte de débiles por tu inexperiencia no saben distinguir si el impacto que les llega es con afán de competir o no. Un atleta profesional o el típico “machaca” tienen una base muscular que le permite soportar mejor los impactos, el corredor novel no, así que no escatimes.

¿Que talla he de comprarme?
Respuesta: La zapatilla ha de quedar holgada, no pueden rozar ni oprimir el pie en ningún punto ni a lo ancho ni mucho menos a lo largo. Coloca el talón de tu pie pegado totalmente a la trasera de la zapatilla y cerciorarte que en la punta sobra como un cm. No es muy recomendable hacer lo contrario, pegar el pie al extremo de la zapatilla y ver que sobra por detrás pues dependerá de la forma de la puntera de la zapatilla que la medida varíe.

¿Puede una zapatilla rápida hacerme mejorar mis marcas?
Respuesta: Por algo existen y por algo son las que se ponen los atletas de elite para competir. La ganancia de segundos por kilómetro depende del partido que se les pueda sacar si bien hemos de tener sumo cuidado que no haya un efecto rebote. Si elegimos una zapatilla demasiado ligera el cansancio llegara antes y al final en vez de ganar tiempo perderemos.

¿Todas las zapatillas que llevan doble densidad son para pronadores?
Ni están todas las que son ni son todas las que están. Ni todas las zapatillas antipronación llevan doble densidad, ahí queda patente el ejemplo de la Stabil de Saucony que analice, ni todas las que llevan doble densidad son antipronadoras como por ejemplo las Brooks Infiniti que también analice para ustedes en este blog. La doble densidad no es más que un componente de goma más duro que el resto de la EVA que evita que se deforme. Por si sola no corrige aunque forma parte habitualmente de las zapatillas antipronadoras.

¿Las zapatillas mixtas o rápidas también las hay para pronadores?
Si y no. Aunque una zapatilla mixta o ligera lleve doble densidad e incluso guía de pisada para combatir la
pronación lo cierto es que por su escaso peso y debilidad estructural muy pocas, y todas mixtas, consiguen corregir la pronación con lo que podemos decir que en todo caso las zapatillas mixtas o racer con doble densidad son neutras con apoyo extra que no es lo mismo que corrección. Los pronadores deben elegir estas como opción menos mala aunque lo ideal es combinarlas con plantillas ortopédicas para optimizar el resultado.

¿ Que cuidados necesita mi zapatilla?
Mas que cuidados, que no necesita ninguno, lo que hay que cuidar son los “descuidos”. Lo de lavarlas es cuestión de gustos pero si no lo haces mejor. En caso de hacerlo cepillito y jabón neutro al canto y cuidado al secarla que tiene su aquel. Meterles papel de periódico como relleno y cambiarlo cuando se empape. Nada de dejarlas al sol ni estufas o secadoras. Si no lo haceis asi de la lavadora/secadora directamente al cubo de la basura asi que si no teneis unos cuantos ceros en la nomina no es recomendable.

¿Como atarlas?
La estaba esperando. Normalmente con anudado que trae la zapatilla de fábrica la cosa va bien pero hay corredores que por su morfologia del pie necesitan un atado especial. Por ejemplo si tenemos un empeine elevado deberemos saltarnos el ojal central o el que sencillamente más presione la zona. Si por el contrario nuestro problema es una pala muy ancha o un los tan famosos “juanetes” saltaremos el primer ojal.
Ahora capítulo especial para deciros o más bien preguntaros lo siguiente: ¿Por qué narices nunca pasais los cordones por el último ojal?. Salvo los corredores con empeine elevado que tienen escusa para no hacerlo los demás es muy aconsejable. Pensad que las estructuras de las zapatillas estan pensadas al milímetro y que os gastais mucho dinero en por ejemplo pagar todos los sistemas de ajuste. Pues ahora llegais y lo echais al garete saltando el último ojal. Delito. Pero peor todavía es que seas pronador pues te has gastado aún más dinero en estabilizarte el pie con mil mecanismos y ahora dejas el tobillo suelto.

Articulo publicado en http://blogs.runners.es