Drop Down MenusCSS Drop Down MenuPure CSS Dropdown Menu

TRANSPYR


 Roses - Donostia San Sebastian - 30/6/2012 - 7/7/2012

Uff!! Ni se por donde empezar.

Y es que como dijo otro participante, a los días de haber terminado la transpyr, "...recuerdo la Transpyr como una borrachera, tengo recuerdos sueltos y me es difícil ubicar los momentos, lugares y sensaciones...".


Decir, que en realidad me inscribí en esta carrera casi por inercia y sin especial motivación. La única motivación que si tenia, era el probarme a mismo en una carrera de varios días, algo que venia buscando ya desde hace tiempo.

Mi principal interés para esta temporada eran:

1. Participar y probar alguna disciplina deportiva nueva.

2. Participar en alguna carrera por etapas en cualquier disciplina deportiva (MTB, Trail, etc.)

El primero de mis objetivos ya lo había cumplido, al haber participado este año en RAID DE AVENTURA, ORIENTACION y el novedoso DUATLON DE MONTAÑA DE LARGA DISTANCIA de los 10.000 del Soplao (Cantabria). Así pues solo me faltaba completar el segundo y es cuando surgió la posibilidad.

Con estos antecedentes, me presento en Roses (Girona) formando equipo con dos compañeros de club (Antxon Osa e Ibon Goienechea), ambos dos muy curtidos en pruebas de resistencia y que andaban “muy finos” sobre la bicicleta.

Con todo ello, tenía la incógnita de si podría seguir el ritmo de mis compañeros de equipo, pero había que intentarlo. Y es que lo que venia por delante iba a ser duro y largo, muy largo.


Detalle del recorrido a completar en 8 etapas

La logística adquiere un papel fundamental en este tipo de pruebas de varios días, algo de lo que te das cuenta cuando comienzas a preparar el equipamiento a llevar, que es para volverse loco. Se trataba de hacer un “Tetris” con todo lo que había que llevar, dado que debía entrar en una bolsa de transporte que la propia organización te facilita el primer día y que te acompañará a lo largo de todas las etapas con todas tus cosas. Todo lo que quieras llevar, deberá entrar dentro y no pesar en su conjunto mas de 25 kilogramos.


Alguno tuvo la genial idea, de llevar todas las cosas en bolsas de plástico de las que posteriormente nos podríamos deshacer al meterlo todo en la maleta facilitada por la organización.

Sobre el transporte, nuestro caso era un tanto peculiar pues terminábamos “en casa”, por lo que no haría falta transporte de retorno. Pero ir?

No se como pero al final, entre unos y otros, se contacto con varios participantes residentes en distintas localidades de Guipúzcoa y Navarra y “flotamos” un autobús en dirección a Rosas. Esto lo hizo todo mas fácil, salvo la complicación de meter veintitantas bicicletas y demás bártulos en el portaequipajes del autobús, que claro esta, no daba para ello. Para nuestra sorpresa, el conductor del autobús nos autorizó a meterlas donde y como fuera dentro del autobús y eso hicimos.

... Ummm, esto entra si o si!!!
Ya esta todo!!!
Entre todos los viajeros, estamos 4 de los equipos participantes, todos bien conocidos:

BPXPORT KIROL ZERBITZUAK 1 (Gorka de Santiago, Eduardo Nogues y Javi Cortes)
BPXPORT KIROL ZERBITZUAK 2 (Imanol Gete y Oscar Perez)
HIRURAK J (Jon Garaialde, Joseba Urreizti y Joseba Azpeitia)
ALTZA HERRIA TRIATLOI (Antxon Osa, Ibon Garaialde y yo mismo).

Todos ellos responsables de que yo me viera en estas lides, pero que igualmente responsables de que yo viviera una de las experiencias deportivas que mas me han marcado hasta la fecha.

Tras un agradable viaje, nos presentamos en Roses y ya vamos viendo al resto de participantes, nerviosos preparando todo, unos para completar un sueño, otros un desafio y otros simplemente quizás para vivir "experiencias".

Ahora tocaba acreditarse y realizar todas las gestiones pertinentes. Yo tenia especial curiosidad por ver el "maletón" donde transportaría todas mis cosas y pronto lo descubrí.


El "maletón".
Con las gestiones ya realizadas, colocó ya mi dorsal en la bicicleta, que a buen seguro me acompañaría en toda esta aventura.

Mi dorsal
Una vez "asentados", comenzamos a disfrutar de la experiencia. Primera cena , primerta reunión "briefing" donde día a día nos irían comentado los pormenores de la próxima etapa y primer alojamiento.

La primera cena

Posando con el maillot conmemorativo de esta tercera edición de la Transpyr


Ibon preparando su "alojamiento" para dormir.
Y es que ya estabamos metidos en la dinámica que día a día se repetiría:

06:00 Horas "diana".
06:00-06:45 Desayuno
07:00-07:15 Preparativos ante de la etapa
07:15 Control de asistencia
08:00 Salida de etapa
15:00-19:30 Fin de etapa (dependiendo de la etapa en cuestión)
15:00-19:30 Ducha, montar la cama-colchoneta, lavar ropa, mentanimiento de la bicicleta para el día siguiente, etc.
19:30-21:00 Cena
21:00-21:45 Breafing
21:45-22:30 Varios
22:30 A dormir.

Si acababas la etapa con cierta holgura, te podias permitir incluso darte una pequeña vuelta por el pueblo correspondiente y tomarte algo mientras comentabas "la jugada" con otros participantes.

Y tras este primer día o día "0", comenzó la aventura.

Día 1 - Etapa: Roses - Capodrom - 118 kilómetros - Desnivel 2.400 metros positivos.

... Una sombra por favor!! ...




Nos levantamos con ganas, me costó dormir, pero despues descansé bien. No hubo tantos ronquidos como pensaba y a pesar de dormir todos en un mismo recinto (normalmente serán pabellones deportivos y/o colegios los lugares habilitados para el TRANSPYR CAMP) pude descansar bien.

Tras desayunar y prepararnos, nos dirigimos al punto de encuentro y control de la primera etapa que estaba ubicado en el paseo maritimo de Roses junto a la playa.

Desayunando
Equipo ALTZA HERRIA Listos para el combate!

Todo listo para comenzar la aventura

La etapa comenzaba con casi 30km de llano y poco a poco iriamos ascendiendo a las montañas. Tras la salida y en pelotón, en seguida se marcó un fuerte ritmo (25-30 km/h) y eso que todos los participantes aconsejaban ir reservando que la etapa era larga y había 8 días por delante. Sin embargo al final te vas dejando llegar como si de una carrera de un día se tratara. Hacía buen tiempo, y se rodaba agusto, demasiado agusto.

Durante los treinta primeros kilometros de llano

Comenzamos a ascender pero seguiamos bien, hasta que se conjuraron varios factores que marcarían el devenir de esta primera etapa. Y es que a partir del kilometro 75, aproximadamente y coincidiendo con la primera larga y dura ascensión de unos 20 y tantos kilometros (con algún pequeño descenso incluido), coincidió que estabamos en las horas centrales del día con un calor muy elevado entorno a los 30-35 grados ascendiendo por bastantes tramos de carretera que multiplicaba por el asfalto el calor que llegamos a soportar de mas de 40 grados.

Algo que no olvidaré en la vida, era ver como todas y cada una de las pequeñas sombras que los escasos arboles existentes en la subida generaban al borde de la carretera, estaban ocupadas por los distintos equipos participantes tratando de defenderse de aquel asfixiante calor. Era realmente "dificil" encontrar una sombra y en ellas no cabiamos todos por lo que subiamos un poco mas esperando ver alguna vacia y colarte debajo para coger un poco de aire. La velocidad media de la ascensión, al menos en nuetra parte del pelotón no creo que subiera mas de 4 kilometros a la hora. Daba igual andar a pie que en la bicicleta, pues la velocidad era la misma.

Yo trate de beber y beber, que finalmente empecé a deshidratarme y comenzaron los calambres. Primero un aductor, luego el otro. Me bajaba de la bici, andaba un rato y vuelta a la bicicleta, pero eso si sin forzar mucho. Despues un cuadriceps, vuelta a andar. Despues el otro y vuelta a andar otra vez. Y asi iban pasando, no los kilometros, si no mas bien los metros. Finalmente un gemelo, vuelta a andar. Y despues el ...No!! Este otro gemelo, se mantuvo fuerte y no sucunvió al poder del Dios Sol.

Durante toda esta ascensión agónica, nos acompañaron los miembros del equipo HIRURAK J (Jon Garaialde, Joseba Urreizti y Joseba Azpeitia) y eso lo hizo mas llevadera entre alguna que otra broma.

Finalmente llegamos al alto y solo nos quedaban unos 13-15 kilometros. Pudimos tomar algo de aire. Ya aqui me noté algo cansado y con muchas ganas de llegar. Algo que conseguimos tras 10:00:58 horas.

Tras llegar a Campodrom

Fué realmente duro, supongo que por el calor que hizo, pero tambien ceo que pagamos el ritmo seguido durante esos primeros 30 kilometros donde estabamos con fuerzas y muchas ganas, un cockteil explosivo.

Ahora si que se me habia marcado y con sangre, la frase "Tranquilo, que esto es muy largo....".
Tras cruzar la meta en Campodrom, aún nos quedó un margen de 1 hora y pico para cierre de control, nos hicimos la foto bajo ella, algo que se convertiría a partir de aqui en tradición y aprovechando el rio con agua helada que pasaba por allí , todos y cada uno de los participantes ibamos en procesión a sumergir nuestras sufridas piernas en ella. Todo un balsamo, en especial para mi, que habia sufrido tanto calambres.

Ya a partir de esta primera etapa, mis piernas, se convirtieron en "patas palo", y me resultaba muy dificil incluso estirar correctamente.

A partir de aqui la rutina diaria, ducha, preparar la cama, preparar la bici, cenar, breafing, llamadas de telefono y a dormir. En esta ocasión sin tiempo de visitar el pueblo.

Imanol Gete y Joseba Urreizti preparando la bici para el día siguiente

Antxon "limpiando la bici"

Durante la cena en el pabellón polideportivo

Descanso entre "colchonetas"

Ya en la cama y piernas aun daban "amagos" de calambres, lo que me hizo pensar que no pasaría una buena noche. Ya con la luz apagada, me asaltaron mil y un pensamientos, sobre si sería capaz de aguantar ni siquiera una etapa mas de ser de la misma dureza.

Trate de calmarme y pensar que lo intentariamos y que si no podría "remontar" esta primera etapa, pues nada, al menos lo habia intentado.  A lolos...

Haciendo "lolos"
Día 2 - Etapa Capodrom - La Seu D´Urgell - 115 kilómetros - Desnivel 2.750 metros positivos.
.
... Podré?...





La noche la he pasado bien, no he tenido ningún calambre nocturno y he podido descansar. Eso si, noto mis piernas "tocadas" de la etapa de ayer. Comienza el ritual, desayuno, recoger todo, prepararme para la etapa y dejar la maleta lista para que la transporten hasta La Seu D´Urgell.

Hoy la gente ya no es tan puntual a la hora del punto de control previo a la salida y nosotros llegamos con tan solo 15 minutos de antelación.

Me monto en la bici, con la duda de como me encontraría y curiosamente y mientras me dirigo al control, las sensaciones son normales. De cualquier manera habia hablado con mi equipo y habiamos decidido que hoy hariamos la etapa mucho mas tranquilos.

A las 08:00 en punto comienza otra nueva aventura para completar una de las etapas más duras y que dan carácter a TRANSPYR. La previsión metereológica para hoy es bien distinta que la de ayer. Mientras ayer fué el calor el gran protagonista, hoy parece que la lluvía haría presencia en especial en la segunda mitad de la etapa y el frio al comienzo de la misma.

Tal y como hicimos durante todas las etapas, grabamos en video un pequeñó mensaje comentando lo que teniamos por delante en cada una de las etapas.

Grabando el mensaje en video antes de la salida de la segunda etapa

Ayer, 6 ciclistas no pudieron completar la etapa, aunque se han reincorporado hoy en el punto de salida. Veremos como va hoy.

La etapa comienza con ascensiones muy pronto afrontando la collada Verday da desde el inicio vamos con el equipo HIRURAK J con los que ayer hicimos gran parte del recorrido. Vamos tranquilos ascendiendo durante aprox. 11-12 kilómetros para posteriormente descender hasta el primer avituallamiento, de los 3 o 4 que normalmente suele haber por etapa.

Panoramica de las primeras rampas


En este descenso vemos caidas importante de algunos de los participantes y es que ya algún tramo de descenso se antojaba "tecnico", algo que se convirtitía en "tonica habitual" a lo largo del resto de etapas, combinado con algún pequeño tramo de asfalto.

Llegamos al avituallamiento, que normalmente contenía frutos secos, gominolas, algunos dulces, fruta, agua y bebida isotónica. Ya en el día de ayer heché de menos la Coca-cola al ser una bebida que sienta realmente bien en este tipo de pruebas largas.

Continuamos la marcha, y ahora nos tocaba un largo ascenso para subir el larguísimo puerto de la collada de Toses sobre los 2000 metros de altura para llegar a la estación de esqui de la Molina y la Masella.

Recuerdo perfectamente uno tramo final de unos 30 minutos "on foot" (como rezaban los carteles de la Transpyr en muchos puntos de cada una de las etapas y que te "recomendaban" hacerlo andando) duros empujando la bici y que al llegar al final y sin querer "pise" una valla electrificada de esas para evitar que escape el ganado. La sacudida fué importante en mi pierna izquierda, y para salir de allí apoyé la pierna derecha ... sobre la misma valla. Otra sacudida. Ya casi asustando, salto hacia adelante y termina la descarga. Algunos de los que allí estaban esperando a sus compañeros arrancan a reir. Yo tambien. Decido coger la bici por el manillar que habia dejado en el suelo y Zas!!! Otra descarga! Joder!! Era imposible salir de allí vivo!!. Pienso un poco y saco la bici de encima de la valla agarrándola por el neumatico. Ahora si que reian todos.

Tras reagruparnos, continuamos por pequeños senderos embarrados en una zona mas o menos llana, con pequeños toboganes y mucho ganado que mirándonos casi casi como congelados, parecían decir..."pero que andarán estos"...". Tampoco fué un tramo facil. Bajándonos y subiendonos de la bici en muchas ocasiones.

Imagenes del descenso "disfrutón"
Llegamos finalmente a descender por pistas de la propia estación de esqui hasta llegar al segundo avituallamiento donde los reyes sin duda eran los boles de macarrones mezclados con carne. Hacia frio. Aquí hicimos nuestro avituallamitento mas largo de toda la Transpyr, unos 45 minutos y es que no parabamos de comer pasta. Finalmente consigo "arrancar" a mis dos compis y lanzarlos cuesta abajo primero por pista asfaltada pero enseguida por un "disfrutón" descenso por un pequeño sendero algo embarrado.

Tras solo dos días, yo, que no destaco especialmente por mi tecnica de descenso, ya apreciaba que bajaba "mas suelto", sin tanto miedo y dejando correr mas la bicicleta. Casi sin querer.

Ya en el avituallamiento, nos habian informado que a partir de ese punto estaban cayendo bastante tormentas y que el tema pintaba mal. La verdad es que hasta el momento habiamos librado bastante la lluvia.

Finalmente terminamos el descenso de unos 10-15 kilometros y llegamos a una zona mas llana por pistas muy ciclables que transcurrian entre pequeños pueblos. Parecía que la tormenta se iba alejando a medida que nosotros nos ibamos acercando.

Tramo de pistas mas o menos llano camino a la Seu D´Urgell

En el plano físico, yo me empezaba a encontrar fuerte, tirando casi sin querer del grupo de 6 que habiamos formado con el equipo Hirurak J. La verdad es que tenia ganas de llegar. Ya empezaba a dolerme especialmente el culo y las manos. Y cuando digo especialmente, quiero decir de forma continua.

Y bajando, bajando llegamos a otro tramo "on foot". Un nuevo sendero con algunos toboganes al borde del rio. Algunos pequeños tramos si que hicimos en bici pero habia que andar con cuidado para no salirte del sendero y caer.

Así casi desde el kilometro 85 al 115, vamos descendiendo por senderos, cruzando algún rio que otro, para aqui y para ya, mucho curveo, para arriba y para abajo,...

Y llegamos al tercer avituallamiento, y dado que nos encontrabamos bien de fuerzas, decidimos hacer una pequeñisima parada técnica que consistía en que yo me bajaba de la bici, corría hacia el avituallamiento, cogia agua que yo ya no tenia, me cargaba de gominolas y a la bici corriendo mientras iba repartiendo. El resto ni se bajo de la bici. Asi pues en esta etpa hicimos el avituallamiento mas largo y mas corto de toda la Transpyr.

Este ultimo tramo de 15 kilometros de bajada se hacian algo mas rápidos e incluso nos permitimos de hacer una especíe de sprint de 2-3 kilometros finales ya en llano y entrando en el pueblo, consiguiendo incluso adelantar a varios equipos. Finalmente entremos los 6 en un tiempo de 10:00:58, hoy si, con mucho mas margen respecto al cierre de control.

Estaba claro que la estrategia de haber ido de menos a mas y regulando, nos habia salido bien, pues acabamos muy enteros. Ademas habiamos librado la tormenta que si sufrieron otros participantes. No habia habia ninguna incidencia física ni técnica. Hoy habia sido un buen gran día. En el plano personal, muy contento pues parecía haber dejado atrás los calambres de día anterior, que debieron deberse exclusivamente a la deshidratación. Mis piernas seguian "pata palo" pero fuertes, muy fuertes.

Eran las 18:00 aproximadamente y hoy tendríamos algo mas de tiempo para realizar todas las tareas de la rutina diaria.

Antxon e Ibon preparando la cama

Habiamos pasado 2 de las 3 primeras etapas, de las que se decian, eran las mas duras.

La carrera cuenta ya con los 3 primeros abandonos.

Mañana se celebra la etapa reina de la Transpyr, un recorrido de 120 kilómetros y un desnivel de 3.500 metros entre La Seu d’Urgell y El Pont de Suert, lo que la convierte en la más dura de las 8 etapas de la prueba.

Este mismo día España jugaba la final de la copa de Eurocopa y aunque no mucho, hubo algo de ambiente en el bar situado en el polideportivo donde estaba ubicado el CAMP.


Día 3 - Etapa: La Seu D´Urgell - El Pont De Suert - 128 kilómetros - Desnivel 3.500 metros positivos.

... la etapa reina ...


Llegó la etapa reina de la TRANSPYR 2012 por distancia y desnivel.

Cabe destacar en esta tercera etapa, la dificultad técnica de las trialeras y la belleza del paisaje pirenaico por el que discurría la misma. En este tercer día no hemos sufrido ni el calor exagerado de la etapa inaugural ni las tormentas y el frío de la segunda jornada, si bien el calor tambien ha sido protagonista.

Nos levantamos con el respeto que te da afrontar la etapa reina. Si las dos anteriores habian sido duras, como sería esta?

Fotito antes de comenzar la etapa reina

La etapa comenzaba con una larga, dura, pero agradable ascensión por asfalto de unos 20 kilometros. Y digo agradable en especial por la climatología, hacia sol pero todavía algo de fresquito por la mañana.

Durante la subida de 20km

Una vez en el alto y tras disfrutar del primer de los avutuallmientos de la etapa, descubriendo los platanos con vainilla que en los días siguientes pude continuar degustando, comienzaba un pequeño descenso por pista y posteriormente algunas cortas pero duras subidas a modo de dientes de sierra.  hasta comenzar ahora sí el verdadero descenso, ya en el kilometro 55 aprox.

Imagenes del recorrido tras el primer avituallamiento

Detalle del recorrido antes de comenzar el gran descenso

Un descenso de 11-14 kilometros, dividido en 3 tramos, uno primero por pista muy rápida y ancha donde los tres disfrutamos de lo lindo, pero cuando vimos en el suelo una flecha  que marcaba una orientación de 90º a la derecha y que nos dirigía a una zona mas boscosa y con mucho desnivel, pensamos que no nos esperaba nada bueno. Y asi fué. A partir de aqui un descenso bastante técnico, donde ya empezamos a sufrir las primeras caidas, afortunadamente sin consecuencias.


Detalle de la citada flecha camino al descenso técnico

Tras este segundo tramo, un tercero que era aún más técnico. Con tantos kilometros de descensos y tan técnicos, las manos, al menos las mias sufrían muchisimo, asi como los antebrazos y toda la zona de la espalda alta y cuello. En ocasiones el dolor era insoportable y solo deseabas que acabara el descenso.


Afrontando un tramo técnico señalizado con "Caution".

Ya casi al final del descenso, sufrí mi primera caída y posteriormente Antxon, y es que no hubiera pensado nunca antes que yo pudiera ser capaz de descender y a ese ritmo por tramos tan técnicos y dificiles. En ocasiones era obligado, al menos para nosotros, bajarnos de la bici. Y ademas de todo estaban las piedras, si algo estaba caracterizando todas las etapas hasta este momento, era el gran número de piedras que habia en las pistas y senderos, que hacian que fueran "rebotando" una y otra vez, como de si una batidora se tratara.


Una de las caidas tontas del día

Asi, poco mas tarde de nuestras caidas, llegamos al Oasis. Un avituallamiento con pasta (normalmente el segundo o cuando al estaba ya avanzada, encontrabas los avituallamientos de pasta, los mas deseados, aunque seguia faltando la Coca-cola). Pero es que en esta ocasión además, habia un "chiringuito" donde pudimos comprar unas cervezas para acompañar nuestro suculento plato de pasta.

Nos tomamos un respiro, y con algo mas de fuerzas contiuamos la etapa, pues todavia nos quedaban unos 65 kilometros aprox. Todavia nos quedaban "3 de los 5 picos de la etapa", y es que asi planteabamos nosotros las etapas, en función del número de ascensiones o picos.


Imagenes del recorrido tras el segundo avituallamiento

En mi "borrachera" particular, no recuerdo muy bien como fueron las siguientes ascensiones, pero si recuerdo el intenso calor, la dureza de las mismas y que no parecían llegar nunca las cumbres.

Como era habitual ya en todas las etapas, ibas adelantando a los mismos equipos que posteriormente te adelantarían, y en este juego te paso-me pasas, llegabas a conocer a los equipos que normalmente tenían tu mismo nivel. Eramos siempre los mismos.

Si recuerdo en cambio la llegada al siguiente avituallamiento en uno de los descensos, sobre el kilometro 90, donde acudí a la ambulancia para que me limpiara las heridas que habia provocado las caida anterior y que se habian llenado de suciedad.

Detalle del citado tercer avituallamiento de la etapa

Continuamos, cansados, pero aún bien, a afrontar el "cuarto pico", inicialmente por camino asfaltado y posteriormente pista de tierra. Esta ascensión si que se nos hizo bastante mas dura, recuerdo mucho calor y tener sed, mucha sed.

Apreciando las vistas
En esta ocasión si que hicimos pequeñas paradas "técnicas" o "No-técnicas" aprovechando para descansar y sacar alguna foto.

Paisajes espectaculares

Estabamos llevando bien la etapa, y poco a poco vamos haciendo kilometros, y tras coronar el quinto pico, comienza un descenso rapidisimo por carretera, una carretera para disfrutar al tiempo que nos refrescaba el aire fresquito. Ya estabamos. Estabamos terminando la etapa reina y ademas yo me sentía pletórico en el descenso, tenía mucha fuerza en mis piernas, y parecía que a medida que pasaban los días, me iba encontrando mejor.

Normalmente era dificil ubicarnos dentro de la clasificación final de cada etapa, pero sabiamos que hoy no lo habiamos hecho mal.

Finalmente con un tiempo de 09:58:32. Ahora si podiamos decir  "Jaque mate a la Reina".

Posando bajo la meta de El Pont De Suert

Nos pareció poco para ser la etapa reina, dado el tiempo empleado en las dos etapas anteriores. Asi que estabamos contentos.

Mañana la dejamos Catalunya para adentrarse en el Pirineo aragonés. La cuarta etapa entre El Pont de Suert y Aínsa tiene una distancia de 100 kilómetros y un desnivel de 2.950 metros. Veremos si realmente es mas "asequible" como dicen. Ademas según los GPS de muchos participantes (la mayoria), en las tres etapas han salido unos 500 metros de desnivel positivo mas del que figuran en las hojas de ruta.

Día 4 - Etapa: El Pont De Suert - Ainsa - 100 kilómetros - Desnivel 2950 metros positivos.


... Y esta era la facil ? ...

 





Ya habiamos cubierto las 3 duras. Yo ya con mucha mas confianza, afronto esta cuarta etapa en la que ademas bajamos de los 100 kilometros. Ahora ya se, que salvo alguna circunstancia puntual por avería mecanica, lesión, enfermedad o caida grave, podría llegar a Donostia, pues en el plano físico, cada vez iba encontrandome mejor.

Aun así, había que prepararse a conciencia (y no penseis mal...).

Haciendome unas "curas" con la ayuda de Antxon

Hasta la primera mitad de la etapa todo transcurría normalmente, rebasando dos de los cuatro picos de hoy. Lo único reseñable, es que yo seguía con mis dolores de culo y en especial de manos y antebrazos. De hecho, las manos, me empezaban a doler practicamente con tan solo coger el manillar, y eso que llevaba unos guantes bastante acolchados.

Subida de asfalto.

A la cabeza me viene, unas muy duras rampas, por pista llenas de piedras. Auténticos pedregales que hacia practicamente imposible avanzar a pesar de esforzarte mucho. Y es que como decía, pudiera haber sido en esta parte de la etapa pero no puedo llegar a concretar y/o precisar si fué así o incluso en alguna otra etapa. Son las consecuencias de este tipo de atracón de deporte.

Imagenes del recorrido

Ya en el descenso, pudimos disfrutar de paisajes maravillosos, que practicamente nos obligaba a parar unos instantes y hacer alguna foto.

En un mirador disfrutando de las vistas

Tras la parte final del descenso, ya de asfalto, debiamos recorrer unos kilometros en ascención hasta llegar al avituallamiento 2, para despues de este continuar una larga ascensión de unas 2 horas mas aprox.


Llegada al punto de control y avituallamiento

En cualquier caso, vamos a la parte que si caracterizó esta etapa y que fué la ascención que desde el punto kilométrico 50 aprox. nos llevaba hasta el 65. Ahora pienso que pudieran ser aqui los citados tramos de piedras. La cosa es que las pendientes eran bastante importantes y sin apenas ningún descanso. Recuerdo esta ascensión como bastante dura y pesada, y eso que al menos recuerdo que ibamos resguardados del sol gracias a la arboleda existente. Y puntualmente durante toda esta ascención, hay estaban los tramos de cemento, pequeños tramos de unos 20-50 metros, situados en los tramos de mayor pendiente lo que da idea de su desnivel.


Detalle de uno de los tramos de cemento

Durante las ascensiones, como era bastante habitual en todos los equipos, los miembros de cada equipo se alejaban o separaban ligeramente, cada uno a su ritmo, sin hablar,  hechando una mirada atrás o adelante para ver a tus compañeros. Esfuerzo en solitario. En ocasiones tocaba esperar a tus compañeros o bien tocaba que te esperasen, dado que ademas la organización obliga a que no haya una distancia mayor de 2 minutos entre miembros del equipo, como que hacian habitualmente, pues en algunos puntos veían a miembros de la organización, en tramos de ascensión generalmente, observando como iban pasando los equipos y penalizando a los que no lo cumplían. Habia cierto margen, pero la verdad es que en ocasiones veias pasar a ciclistas en solitario sin ningún compañero ni delante ni detras, al cual esperaba posteriormente una vez llegado a algun punto caracteristico o cima.

Imanol Gete del equipo BXPORT terminando la larga subida

Y despues de la casi agónica ascensión, ya muy contentos, comenzamos a bajar, pensando quizas que estaba ya todo hecho. Nada mas lejos de la realidad. Nos aguardaba un descenso muy técnico y ciertamente peligroso.

Un sendero muy estrecho con bastante inclinación y algunos "pasos" que daban mucho respeto.

Algunos de los pasos complicados

Detalle del paso

Otra perspectiva del paso
Asi pues, lo que suponiamos que iba a ser un descenso rápido hasta Ainsa, se convirtió en un complicado descenso, con alguna caída incluida por mi parte.

Detalle del sendero durante el descenso

Ya para estas alturas de la carrera, habia desarrollado un gran habilidad para agarrarme a los arboles cuando preveía una caida, lo que me salvo hasta en 3 ocasiones de caer por algunos barrancos. Finalmente terminamos de bajar, que nos habia llevado mucho tiempo, para completar los ultimos kilometros ya cerca de Ainsa por terrenos mucho mas llevaderos. A todos nos gusto mucho una zona de toboganes, ya en este tramos final del descenso y tras haber disfrutado del ultimo avituallamiento,  que a modo de montaña rusa te llevaban por unas pequeñas colinas casi sin pedalear. Muy curioso y bonito.


Tramo de toboganes

Los ultimos kilometros

Hacemos entrada en meta, quizas la llegada a meta mas bonita de los todas las etapas, al encontrarse esta en la parte alta del pueblo y las vistas que desde aqui se tienen del rio que lo cruza.


Vistas de la zona de meta

La etapa habia sido dura, cubriendola en 09:01:18 horas, en la misma linea de las tres anteriores etapas a pesar de tener menos kilometros. Asi pues, lo de etapa mas facil, nada. Quizas incluso me resultó mas dura que las etapas 2 y 3, seguramente por que salimos con la idea de que era una etapa mas corta, presuponiendo ademas que sería mas llevadera que las anteriores.

Ya desde el CAMP, que por cierto en esta ocasión teniamos hasta piscina que todos pudimos disfrutar, se veía todo el tramo de descenso que habiamos hecho, ascendiendo por detras de un macizo, rodeándolo (por el lado izquierdo de la foto) posteriormente y descendiéndolo hasta Ainsa despues. La vista era impresionante.

Detalle del macizo que atravesamos

Ya habiamos cubierto la mitad de la Transpyr y eso daba bastante ánimo. Físicamente seguía muy bien. Ahora tocaba descansar.

Imagenes del CAMP

Con esta etapa se termina la carreraTranspyr Lite A, nombre con el que se conoce la primera mitad de la prueba. Mañana será una etapa de 135 Km. y 2.700 metros de desnivel, entre Aínsa y Jaca, en la que se incorporan 3 equipos que cubrirán la segunda parte de la prueba, llamada Transpyr West.

Día 5 - Etapa: Ainsa - Jaca - 95 kilómetros - Desnivel 1900 metros positivos.

Por fin una etapa "normal"...



Y digo etapa normal, pues la dureza vino mas por acumulado de kilometros llevados hasta la fecha y no tanto por la etapa en cuestión. Etapa que por cierto iba a transcurrir por tierras aragonesas.

Momentos antes de la salida
La primera parte de la etapa fué tranquila, sin novedad, avanzando poco a poco en lo que iba a ser una larga ascensión progresiva de casi 60 kilometros.

Primeros kilometros de la etapa
Quizas las imagenes que mas me vienen a la cabeza, es la parte final de la ascensión, llegando a una altura considerable y dondes las panoramicas eran nuevamente espectaculares. Antes de coronar, se encontraba en avituallamiento "de la pasta y la sandiá" y digo esto pues recuerdo especialmente que era un día caluroso y a duras penas pudimos abandonar este avituallamiento, no sin antes dar cuenta de muchos boles de pasta y muchisimos mas trozos de sandía, que hacia que el responsable del avituallamiento no diera a basto con el cuchillo. Aqui reinaba de manera especial el buen humor de los participantes que iban llegando. Creo que fué una etapa mas relajada para todos.


Avituallamiento

Curiosamente topamos en este punto con una pareja que estaba haciendo la ruta de la transpirenaica en bici como turistas, y estaban gratamente sorprendidos por haber coincidido por causalidad con nuestra carrera. Durante unos kilometros pudimos conversar con ellos montados en la bici.

Ya por la cresta de la montaña donde aparte de ciclistas solo habia rebaños de vacas, estas degustaban con ganas enormes bloques de sal, que en un principio pensamos que podrian tratarse de hielo. Curiosa estampa.

Las vaquitas con su trozo de sal

Estas vacas a diferencia de otros muchos rebaños que habian ido encontrando a los largo de las cuatro etapas anteriores, no parecían asombrarse de nuestra presencia, ni movian musculo alguno, para apartarse ante nuestro paso. Pareciera que hubieran vivido este momento durante toda su vida. Curioso tambien.

Vacas observando nuestro paso
Pero quizas lo que mas caracterizó esta etapa fué el largo descenso de 13-14 kilometros con bastante pendiente, que si bien el trazado era realmente para disfrutar, se hace muy muy duro estar tanto tiempo descendiendo con la tensión que ello supone en especial en el tren superior. Creo recordar que incluso en una ocasión tuvimos que tomarnos algún descando para relajar las manos y brazos y algún que otro gemelo.

Yo en mi linea, seguí practicando en este descenso, el "abrazo al arbol", ya que en una o dos ocasiones me salí del trazado pudiendo así evitar caer a algún precipicio que otro.


Momento justo en el que yo practicaba el "abrazo al arbol"

Y es que durante los dias previos, me habia ido soltando y en cuanto habia algún descenso, me gustaba colocarme delante de mis compañeros e ir algo "lanzado", lo que acarreaba estas cosas.

A pesar de su dureza, disfrute este descenso, pues me encontraba bien, fuerte.


Durante el descenso dando alcance a otro equipo participante

Detalle del descenso

Tras el descenso, y ya pudiendo descansar del largo descenso, algunos toboganes sin importancia y algunos tramos llanos en terrenos despejados de vegetación. Creo que desde que comenzó la Transpyr, no recordaba estar andando por terrenos tan abiertos y con tan poco desnivel.


Un momento para tomar alguna que otra foto
Poco a poco nos vamos acercando a Jaca, ciudad a la que soy muy asiduo y que conozco bastante y casi casi era como llegar a casa, tenia ganas.

Llegada a meta en Jaca

En esta ocasión habiamos cubierto la etapa en 07:44 horas, lo que suponía que habia sido la etapa mas corta para nosotros e ibamos a tener tiempo suficiente de descansar y quizas dar una vueltita por la ciudad.

Ya iban 5 etapas de 8, y habiendo rebasado el ecuador de la Transpyr, ya todo era pura dinámica. Ya no te preocupabas por tu estado físico, sabias que ibas a estar mas o menos bien (salvo averias mecanicas o caidas) y todo se reducia a "otro día mas". Te levantabas y "Hoy a donde vamos?", cubrias la etapa, llegabas, ducha, preparabas la cama, lavabas y tendias la ropa, llamadas de telefono de rigor, vueltita corta y tomar algo en alguna terraza o bar, cena, breafing y a dormir. Todo iba muy rápido pero te sentias cada vez mas agusto dentro de esta espiral. Estabamos de vacaciones haciendo lo que mas nos gusta, deporte. Y asi dia tras día.

Habia días que tras la cena, acudiamos al breafing y otros no. En esta ocasión si acudimos y realmente fué la única vez que pensé "Ostras!! mañana será un día muy duro". Y es que el parte metereológico para el día siguiente, no era malo, sino peor y el circuito de la etapa con descensos muy técnicos. Eso al menos nos advertía la organización. Si sumabas los dos factores, la etapa sería muy complicad, terreno mojado y descensos muy técnicos.

Ya durmiendo, me llegé a despertar varias veces, gracias al estruendo de los truenos, relampagos y no se que mas que hubiera ahi fuera, acompañado de un incesante lluvia. Una autentica tormenta que duró toda la noche. Y mañana?

Día 6 - Etapa: Jaca - Isaba - 84 kilómetros - Desnivel 2300 metros positivos.

Mountain bike del duro...



Nos levantamos como siempre, y ya pudimos comprobar que no iba a ser una etapa mas.

El diluvio era importante. Ya solo ir al hotel donde se desayunaba, a escasos 100 metros del colegio donde dormimos, era una odisea por la chaparrada que estaba cayendo. La cosa pintaba muy mal. Tras desayunar la organización decidió retrasar la salida una hora con la esperanza de que al menos la tormenta no fuera tan intensa. A pesar de ello, yo solo pensaba que como nos ibamos a encontrar los caminos por que transcurría la etapa con el plus de que tal y como nos anunció la organzación, habia tramos de descensos bastante técnicos y peligrosos.

Asi mismo, la organización nos comunicó que tendrian que recortar parte de la etapa, debido al retraso de la salida.

A la hora indicada, habia amainado algo el temporal y se dió la salida.

A los pocos kilometros y circulando ya por terreno bastante embarrado comienzó la primera de las ascensiones de unos 10 kilometros. El barro era tal que pronto las ruedas de nuestras bicicletas no podian rodar quedandose atrapadas con el barro pegado en las cubiertas. Era inutil tratar de quitarlo con la mano. En pocos metros estabamos igual.

Ascensión embarrada
 En poco tiempo, ya eran pocos los ciclistas que a duras penas trataban de seguir pedaleando, mientras los demas tratabamos de buscar el modo mas idóneo de cargar con nuestras bicicletas para poder continuar andando.


Cargando a cuestas con las bicicletas
 La ascensión fué muy dura, no llovía, pero yo al menos sudaba como un pollo tratando de transportar mi bici a cuestas. La carrera estaba totalmente rota. No estabamos posicionados en el orden habitual de dias anteriores, cargar con la bici no era lo mismo que andar sobre ella, y podias ver a ciclistas de los primeros puestos de la clasificación quedandose atrás.

Imagenes de la ascención
Nosotros en cambio, no se nos dió mal y llegamos bien posicionados a la cumbre. Y con el fin de aporvechar el tiron, tras 1 o 1 hora media de dura ascensión en estas condiciones, nos lanzamos en el descenso tratando de no perder lo ganado.

El descenso, no se medió bien, pues parecía que mis ruedas no "enganchaban" bien el terreno. Seguia habiendo mucho barro y tuve que bajar con mucho cuidado. Complicado descenso. Aun así conseguimos iniciar la siguiente ascensión todavia bastante adelantados. Llegamos al primer avituallamiento sobre el kilometro 25, y no nos gusto mucho lo que vimos. Quizas estabamos colocados en posiciones que no correspondían con nuestro nivel habitual, y ver como el resto de ciclistas que llegaban practicamente te empujaban para coger el avituallamiento a puñados generaba un ambiente muy estresante que nada tenia que ver con lo habitual donde la gente charla mas amistosamiente y se encontraba mas distendida. Nos contagiamos del resto y acabamos casi como ellos, comiendo a toda velocidad y saliendo muy acelerados de allí. Ya sobre la bicicleta comentamos entre nosotros tres que era lo que estabamos haciendo, que debiamos tranquilizarlos e ir a nuestro ritmo habitual, ya que tambien en el siguiente descenso la gente iba a "morir" pasando por encima del resto.

Bajamos rapidos pero algo mas tranquilos hasta llegar a la siguiente y muy dura ascensión que practicamente tambien debia realizar integramente "on foot" o a pie. Unos 5 kilometros muy duras tirando de la bici como podías.

Detalle de la asecensión "on foot"
Habia estado lloviendo de forma intermitente hasta entonces. En un momento dado sufrimos nuestra primera avería tecnica de toda la Transpyr. Antxon pincha. Y justamente mientras reparabamos la rueda, cae la mundial y nos empapamos hasta los huesos. En ese intervalo nos adelanta bastantes equipos y al menos yo comienzo a pasar frio. No era nada bueno estar parados.

Tras la reparación continuamos la ruta, por senderos algo técnicos y peligrosos por el estado del terreno. Llegamos al siguiente avituallamiento, recuperamos fuerzas y continuamos. Ya mediada la etapa y a medida que nos ibamos acercando a Isaba, el tiempo iba cambiando ligeramente a mejor.

Y sin gran novedad llegamos al tercer y ultimo avituallamiento rodando gran parte por asfalto (debido al recorte de etapa) que facilitó mucho las cosas. Recuerdo este habituallamiento como muy agradable. Ya conociamos a las personas de la organización y las conversaciones eran mucho mas amenas. Ademas veiamos los primeros rayos de sol y por último nos quedaba la ascención a por asfalto a la estación de esqui de Linza, que conocía bien por mi participación en el triatlon de invierno de Anso y que la recordaba como especialmente bonita. Así fué. Todo asfalto pero rodeados de unos paisajes inolvidables. Ciertamente estabamos cansados pero ya ibamos viendo el final de un larga y dura etapa.

Tras la ascención entramos en Navarra y otro descenso por terreno ya muy diferente al atravesado hasta la fecha nos acercaba a Isaba. El cambio de paisajes entre el pirineo catalan y aragones y el Navarro (Vertiente Atlantica) es grandisimo y con ellos  los senderos por los que transitabamos, siendo mas humedos y menos pedregosos que los atravesados hasta la fecha.

En un ultimo descenso, surcando bosques y senderos humedos llenos de hojas caidas y barro y/o atravesando pequeños rios, llegamos a los ultimos kilometros por pista muy rápida, que se convirtión en un mano  mano con el equipo Ingles. Tras cruzar la meta nos abrazamos a ellos sin mediar palabra alguna. Esto fue un "momento Transpyr" para mi. Felices todos de haber completado una etapa mas, por encima de puestos y tiempos. Tambien conocía el pueblo de Isaba por haber participado en la carrera de montaña Camile Extreme, por lo que todo me era muy familiar.

Llegada Isaba
Una muy dura etapa, con muy mala climatologóa y con muchos tramos dificiles que nos obligó a andar mas de los deseado. Aun y todo pletoricos y felices.

Día 7 - Etapa: Isaba - Elizondo - 94 kilómetros - Desnivel 2200 metros positivos.

Un día ameno...




Y es que el recorrido de esta etapa ha tenido un poco de todo y el perfil de la etapa ha hecho que la misma se llevara bien. Nada ha sido excesivo, todo es su justa medida.

Nos levantamos y hacia bastante fresquito en Isaba, que nos hacia tener las primeras dudas del día acerca de la ropa a llevar. Hay pronosticado precisamente eso, fresquito a primera hora de la mañana y posible lluvia a medida que avanzara el día, cosa que finalmente no ocurrió.

Hoy la etapa transcurre integramente por territorio navarro, con un pequeña incursión por tierras galas. Hoy pedalearemos por lugares que dicen son espectaculares como la selva de Irati y Roncesvalles, donde comienza el famoso camino de Santiago.

La verdad es que nos encontramos fisicamente bien, con la fatiga lógica de la acumulación de etapas, pero con la motivación muy alta pues ya vamos viendo el final. Las bicis van aguantando bien, y se portan como “titanes”.

Hoy hemos atravesado la selva de Irati, y la verdad es que resultó muy agradable. Un bosque de hayas donde la tranquilidad reinaba por encima de todo, lo que casi lo convertía en un agradable paseo. Los arboles evitan el calor que hemos pasado subiendo el mítico puerto de Larraun.

El paisaje de esta etapa casi obligaba a los participantes de otras provincias o países no tan aconstumbrados a el, a parar por unos instantes a admirarlo y sacar sus correspondientes fotos.

Ya en Francia afrontamos el tan anunciado “muro” con el mayor desnivel de toda la Transpyr. Unos tres kilómetros de rampas imposibles y hasta un 41% de desnivel que te obligaban a bajar de la bicicleta. Tras cubrirlo pudimos ver ya el pueblo de Elizondo.

En este tramos final recuerdo haberme pegado otra “gran galleta” tratando precisamente de avisar a mis compañeros que venían atrás para que tuvieran cuidado con una gran roca que estaba en medio del camino, roca que yo mismo me “comí” por ellos. En fin! Cosas que se recuerdan!.

La verdad es que hoy hemos andado bien, cubriendo la etapa en 07:15:18 horas, mas rápidos que muchos equipos que tenemos en la clasificación general.

Hoy hemos recibido la visita de la familia de Antxon, y ademas de animarnos, nos han obsequiado con una riquisima merienda, aprovechando que hoy habiamos llegado "pronto".
Mañana se celebra la última etapa, de 85 kilómetros y 2.500 metros de desnivel acumulado, que saldrá de Elizondo para llegar al destino tan esperado y deseado por todos los participantes de la Transpyr: Donostia/San Sebastián. La parte final de la etapa será neutralizada para evitar posibles peligros con el tráfico de coches.

Día 8 - Etapa: Elizondo-Donostia - 86 kilómetros - Desnivel 2300 metros positivos.

No fué tan facil llegar a casa...



Dia de gran emoción que se palpaba entre los participante recien levantados aún. Hoy apenas pensabamos en el desnivel, los kilometros o la dificultad, hoy casi todo daba igual, llegamos a casa en nuestro caso y a meta el resto de ciclistas. Dia emotivo en cualquier caso para todos.

Hace 8 días, las cosas pintaban muy distinto para mi, con dudas, muchas dudas sobre si sería capaz de completar esta dura prueba con exito. Pero hoy hacía un día espléndido, un tiempo inmejorable para afrontar esta última etapa.

Dada la caracteristica especial de la etapa de hoy, de 86 kilómetros y 2.300 metros de desnivel, los últimos 28 kilómetros son neutralizados para evitar el peligro de transitar con el trafico rodado de las ciudades.


En cualquier caso, no ha sido tan facil esta etapa, quizas por las ganas de teniamos de llegar a casa, pero la verdad es que ya desde el inicio hemos casi sin querer tratado de imponer un ritmo alegre, lo que nos hizo completar la misma en un puesto final bastante mejor que la media del resto de etapas.

Cuatro momentos me vienen a la mente al recordar esta etapa, las rampas durisimas proximas al final del tramo cronometrado que pensabamos apenas existian por un terreno ya conocido por nosotros que hacian que nos bajaramos de la bicicleta bajo un intenso calor, las ascensión final del tramo cronometrado donde nos marcamos un sprint final entre nosotros tres, el ver las caras del resto de participantes mientras cruzabamos en barca para cruzar del Pueblo de Pasajes de San Juan a Pasajes de San Pedro que parecian no llegar creerse la espectacularidad del paisaje, y por último la emoción que me embargaba en los ultimos metros descendiendo por el monte de Ulia que tantas veces que utilizado para mis entrenamiento de trail y la llegada final a meta en la playa de la Zurriola donde como no, se encontraban los "nuestros".

Una estampa maravillosa en un lugar maravilloso.

Feliz, Feliz, muy Feliz. Mas feliz aún cuando veía la cara de mis compañeros de equipo y resto de equipos que partimos desde Donostia hacia 9 dias camino a Rosas. Algunos reían, otros se abrazaban, otros incluso llegaban a llorar de la emoción. No era para menos. Para casi todos un sueño o reto cumplido, donde se habian superado asi mismos cruzando los Pirineos desde Roses hasta Donostia y recorriendo un total de 820 kilómetros.

No en vano, comentan que la Transpyr es una de las pruebas de MTB por etapas mas duras del mundo

De los 223 participantes que salieron hace 8 días de Roses, 40 no han podido terminar las 8 etapas. Por ello me siento mur orgullo de haber podido completar todas las etapas en un tiempo final de 66:28:48.

Algunos participantes han llevado durante toda la prueba una pequeña botella de plástico que llenaron con agua del Mediterráneo el día del inicio de la Transpyr en Roses, para acabar de llenarla con agua del mar Cantábrico, un gesto que simbólicamente une los dos mares a traves de los Pirineos y que expresa también el espíritu con el que nació esta prueba hace ya varios años.

En el acto de clausura de esta edición se ha hecho entrega del maillot blanco de “finisher” a los ciclistas que han conseguido acabar todas las 8 etapas y un diploma a todos los que han participado.

Acto de clausura de Transpyr 2012
Muchas fecilidades a todos!!!!!