Drop Down MenusCSS Drop Down MenuPure CSS Dropdown Menu

TRANSGRANCANARIA 2011


04 y 05/03/2011 - Gran Canaria

"No va mas"...
Horas y horas de lluvia y chaparrones, barrizales, sensaciónes térmicas de -3ºC, duras ascensiones interminables y peores descensos por barrancos, terrenos muy pedregosos... y asi 23 horas 12 minutos ... no va mas.


Tras mi llegada a meta
Dificil describir esta prueba de 123 km con 8.500 metros de desnivel acumulado. Ante todo decir que la terminé, si eso si, pero... - Quizas la carrera mas dura en la que he participado y no solo por el esfuerzo físico que representó. Recuerdo que sobre el kilometro 109, la describí mentalmente como ..."inhumana"! Pero claro, eso depende de las circunstancias concretas que vive cada uno, como podreis comprobar mas adelante. - La cosa es que cogí el avión dispuesto a vivir...no sabia muy bien que, pues lo máximo que habia hecho era un maratón de montaña y algunas carreras mas cortas y eso la temporada pasada.

La lógica diría que es mas que recomendable haber participado previamente en carreras de mas distancia entre 60-100km. Tampoco es que hubiera entrenado mucho en el monte, escudandome quizas en que ya estaba entrenando otros deportes. - Me presento en Gran Canaria el Jueves, para estar tranquilo y disfrutar del ambiente. Ya en el avión conocí a Marce, un Alaves asiduo ya a estas lides. Resulta que nos ibamos a alojar en el mismo hotel y ademas habia quedado con un grupo de otros 7-8 participantes, asi que de alguna manera me sentí acompañado.

Aproveché para preguntarles sobre mil y una dudas que tenia. Un grupo muy simpatico con mucha experiencia en este tipo de pruebas y que me acogieron como a uno mas.

Foto 1: Junto a Marce.

El Apartahotel estaba situado en el paseo maritimo, cerca de la playa, asi tras dar algún que otro paseito, sobre las 17:30 decido ir a recoger el dorsal y ver un poco el ambiente y la expo.

Foto 2: Haciendo cola para recoger los dorsales.


Foto 3: Mi dorsal. No era mal número verdad?

Foto 4: Arco de meta. Impresiona.

Me entregan el dorsal (101) y veo que aparece mi apodo "morete", ya no me acordaba que habia puesto en la inscripción. Me gustó verlo. Doy una vuelta y veo el arco de meta. Ojala pueda pasar por debajo de ese arco, pensé. El resto del día a descansar entre paseos y cafes. - Al día siguiente, ya un poco nervioso, empiezo a preparar todo el material. Uff!! parece mentira que todo esto entre en la mochila.

Foto 5: Preparando todo el material.

Bastones CAMP XENON ESSENTIAL. - Chaqueta Windstoper. - Mochila Camelbak de 2L. DECATHLON. - Bidón extra de 600ml SALOMON. - Frontal y luz trasera PELZ con pilas de recambio. - Bolsita de residuos. - 16 barritas energéticas y 4-5 geles. - Manta térmica obligatoria. - Vaso de plastico obligatorio. - Bolsas de sales y proteinas para hacer la mezcla en los avituallamientos. - Pastillas de ibuprofeno, aminoacidos, y antiinflamatorios. - BUFF, mangitos, camiseta y pantalón corto, y calcetines de respuesto. Bueno, pues despues me sobró CASI TODO!!!! y faltaron otras imprencisdibles!!.

Ademas nos entregaban 2 bolsas para poder recoger en el kilometro 80 de carrera y al llegar a meta. Que meto??, que meto??? Pues de todo. Incluido otro par de zapatillas por si acaso, ropa para cambiarme, mas comida, etc.

Me acerco por la mañana nuevamente al centro operativo y entrego ya las bolsas. Todo listo.

Foto 6: Instantes antes del comienzo de la carrera.

Ya a las 22:00, una guagua (autobus) nos llevaba a la otra punta de la isla en el sur, concretamente a la playa del Ingles. Despues ya volveriamos "corriendo" hasta las Palmas de Gran Canaria. Esta zona es muy turistica, por lo que habia mucha gente en los restaurantes y bares que miraban asombrados como diciendo "Que van a hacer estos locos?".

Muchos nervios pero un gran ambiente. A ultima hora preparo mis protecciones de plástico "caseras" con bolsas de basura para que no me entrara arena de la playa en las zapatillas, durante los 4-5 primeros kilometros que la carrera transcurre por ella. Total para nada. A los 5 minutos ya estaban destrozadas, tenia que haberle hecho caso a Marce que me dijo que no merecia la pena.

Fotos 7 y 8: Instantes antes del comienzo. Nervios.

A las 00:00 horas daba comienzo la carrera, una prueba que estaría marcada por la lluvia, el frio y el barro.

Foto 9: Salida de la carrera.

De las cosas mas impresionantes que he visto nunca en ninguna carrera, fué ver la "serpiente de luces" que los frontales de todos los participantes provocaban mientras corriamos por la playa, todos pegados a la orilla buscando la tierra mas compacta que facilitara correr. Era estraño verme allí, comenzando un tipo de carrera que nunca habia hecho, de noche, por la playa...y sin saber lo que me esperaba.

Yo pensaba que iba a ritmo tranquilo, pero bastantes kilometros mas adelante comprobé que habia salido quizas algo rápido, pues me adelantarían muchos de los corredores que conocía y que yo sabia que harían mucho mejor tiempo que yo. Es facil dejarte llevar estos primeros kilometros hasta llegar a la primera ascensión importante.


Foto 10: Durante los primeros kilometros.

Antes atravesariamos el canal del rio que el año pasado tantos quebraderos de cabeza dió por el agua acumulada que tenia debido a las intensas lluvias. Este año en cambio, solo habia charcos sueltos y se corria bien, haciendo un poquito de zig-zag. -

Curiosamente hago todo este tramo con un grupo de 3 alemanes, que no hablaban ni papa de castellano, ellos hablando sin parar y yo con ellos aprovechandome de las luces de sus frontales mucho mas potentes que el mio. Iva cómodo entre ellos.

Llegamos al primer avituallamiento liquido en el kilometro 30 (Presa de Ayagaures) en poco mas de 03:00 horas, sin apenas enterarme. Todo iva bien. Paro lo justo para coger agua fresca y sigo. Veo que no habia bebido ni 1/2 litro de la camelbak (llevaba 2,6 litros, mucho peso extra). Aqui ya empezé a "aprender" cosas.

Foto 11: Completando una de las duras ascensiones.

A partir de aqui la cosa cambió mucho. Comenzó una dura ascensión que nos llevaría casi hasta el pueblo de Tunte en el kilómetro 42 donde se encontraba el primer avituallamiento solido. Comenzó a llover. Decido no pararme a sacar el cortavientos que llevaba para no perder ritmo. La cuesta es dura e interminable y me va pasando gente. Ya aqui pude comprobar el partido que se le puede sacar a los bastones, alegrandome de haber comprado los CAMP XENON ESSENTIAL, de muy poco peso y que a pesar de ello parecian ser muy resistentes.

No paraba de llover, cada vez mas y ya el suelo era un autentico barrizal. Comienzo a tener frio y estaba todo empapado. Ya era tarde pero decido pararme y ahora si, ponerme el cortaviento al menos para no sentir tanto frio. Las manos no las sentía. Se me hizo eterno. Ya aqui empezé a tener mis primeras dudas de si acabaría la prueba. Ya no recuerdo como pero llegé solo a la cima. Que frió!!. Comienza el descenso, parte que mas disfruto normalmente, pero en esta ocasión no fué así. Me empieza a doler el estomago y me tengo que hechar al cuneta para ... bueno pues eso. Tenía diarrea.

Ya aqui tenía claro que al llegar al avituallamiento, me retiraría, y por la caras que veía a mi alrededor, otros muchos corredores tambien.

Llego al avituallamiento...NO!!, mas bien parecía un campo de concentración, todo el mundo con las mantas termicas de emergencia, apiñados en la carpa. Habia tardado 06:00 horas justas para 42km, la verdad es que era muy buen tiempo, pues pensaba tardar mucho mas. Todavía era de noche, una noche cerrada en la que no paraba de diluviar. Yo ya tenia claro no seguir. Decido comer algo (que bueno el salchichón!!! y eso que no lo como nunca).



Foto 12: Avituallamiento de Tunte.

Oigo a muchos preguntar por los autobuses para los que se retiran. Joé! estaban allí mismo, parecían decirte "venga dejalo! vamonos!!".

Foto 13: Corredores en el avituallamiento de Tunte con las mantas termicas de emergencia.

En esto, un Canario, me dice "aguanta que ahora amanece y veras como todo cambia, ademas la subida ahora es mas fácil". Que hago, que hago???? Venga un poco mas haber que tal. Cojo una bolsa de basura le hago tres abujeros y me lo pongo a modo de chubasquero. Salgo de la carpa (lloviendo) y empiezo a correr para entrar en calor.

Curiosamente empezé a entrar en calor y a sentirme mejor. Mis piernas se habian recuperado en los 20 minutos que estuve parado. Tenía mas ánimos. A por el kilometro 60km!!! siguiente avituallamiento.

Poco a poco amanece y va parando de llover. Me encuentro "pletorico", mi mejor momento en toda la carrera. Sin incidencias y ya disfrutando un poco de las vistas y del sol que timidamente iba saliendo llego al kilometro 62 en la Presa de las Niñas donde estaba el siguiente avituallamiento liquido. En esta ocasión había bajado mucho mi media y llebaba ya 10:00 horas aproximadamente.

Foto 14: Un terreno bastante duro.

En este tramo, ya de día y con ánimos, ya habia hablado por telefono móvil con algunos amigos que llamaban para preguntar haber como iba. Tambien me perdí, aunque parezca mentira al ser de día, pero hize 3-4 kilometros "extras". Ya para estos momentos estamos todos bastante desperdigados y si no te fijas bien en las balizadas, puedes cometer este terrible error.

Poco a poco vas conociendo mas gente, con los que hablas apenas una palabras y despues cada uno a su ritmo. En este avituallamiento bebo el batido de proteinas que llevaba que tan bien me habia sentado en los anteriores. Te recupera mucho muscularmente. Justo cargar agua y salir a por el kilometro 81 donde estaba el avituallamiento sólido y la bolsa que tenia preparada para cambiarme de ropa y todo eso. Sabia que si llegaba a este punto, tenia muchas posibilidades de terminar.

Tambien, me doy cuenta que de las 16 barritas energeticas que llevaba y 5 geles, terminaría comiendo como unas 7-8 barritas máximo hasta completar la prueba y seguramente ningún gel. Peso extra que llevaba. De todo se aprende. No se aplica la misma lógica en la alimentación e hidratación en pruebas como el Ironman y los ultratrail.




Foto 15: Corriendo ya de día.

Ascensiones muy duras. Terreno pedregoso y yo ya empezaba a sentir dolor en los pies. Ampollas o vete a saber que. No quise parar. Estaba cansado, sufriendo sobre todo en las bajadas por dolor de cuadriceps, donde otros participantes me adelantaban y encontrandome fuerte en las subidas, que no tenia dolor. Que rabia, con lo que yo suelo disfrutar en las bajadas, mi fuerte.

De cualquier modo, ya me dí cuenta que tras tantas horas, a tus piernas le da lo mismo "arre" que "so". Estan permanentemente cansadas, ni mas ni menos, siempre igual. Se trata de seguir alimentándote bien e ir al ritmo que te permiten.

Llego al avituallamiento de Garañon en el kilometro 82. Había tardado mas o menos 5 horas o mas desde el último avituallamiento. Ya llevaría unas 15:15 horas. Me tomo un respiro pues ademas me dolían bastante los pies y descanso unos 25 minutos. Me cambio de zapatillas y de ropa.

Foto 16: Durante uno de los descensos.

Ahora ya, gran parte de recorrido era de bajada hasta las Palmas de Gran Canaria. Primero pasaria por el avituallamiento en el kilómetro 100 en la localidad de Teror. Llevaba a pesar de todo buen tiempo según mis estimaciones pero me preocupaba entrar en la segunda noche demasiadas horas.

Pronto descubrí que estos ultimos 42km, no iban a ser un caminito de rosas. Sufrí mucho en las bajadas y los recorridos eran mucho menos agradables.

Llegé todavía de día a Teror en el kilometro 100 sobre las 19:30 o así, no recuerdo bien. sufriendo de pies pero con ánimos. Ya iba quedando menos. Vuelvo a lanzarme a por el chocolate, el salchicon y el queso. Que rico!!.



Foto 17: Avituallamiento.

Hago grupo aqui con un canario y un alicantino y hablando hablando vamos haciendo kilometros. Se hizo la noche. Vuelta a encender los frontales ya con menos pilas. Decido no cambiarlas para no perder tiempo. El canario algo mayor que yo, va tirando fuerte y nos hace trotar durante mucho rato. No me importaba, si no era facil caer en andar y andar. Así nos lleva hasta el tramo final, el mas ingrato y duro, barrancos llenos de barro y un canal de rio de 4-5 kilometros donde viví quizas mi peor momento coincidiendo con la segunda tromba de agua.

El terreno era totalmente de piedras canteadas y mis pies parecían decir "basta". Diluvía. Me quedo solo, no veo a nadie. Vuelvo a sacar el cortavientos ya mojado, ya no tenia bolsa de basura. En este tramo sobre los kilometros 105-112, maldije mil y una vez a la organización (les pido perdón pues se portaron genial e hicieron un trabajo espectacular), pero es que ese tramo era inhumano en esas condiciones.


Foto 18: En el kilometro 114, tras revasar el pueblo de Tenoya.

Tuve que tirar de "huev..." para poder seguir. Solo me día, "es tiempo, es tiempo" sabiendo que tarde o temprano terminaría, solo tenia que "esperar".

Así conseguí salir de aquel horrible lugar y llegar al pueblo de Tenoya en el kilometro 114 que se encontraba como no en un alto. Sería incapaz de contar el numero de veces que me encontré a los pies de alguna ascención durante la carrera. Seguía diluviando. Avituallamiento solido y liquido y yo a lo mio a por el salchichón, el chocolate y el queso. Llevaría como unas 21:45 horas o así.

Animado, empapado y con frio salgo a afrontar la parte final, completamente solo y sufriendo mucho en las bajadas, ahora ya de asfalto llego a la playa a duras penas, la policía corta el trafico para que cruce la carretera (Civilización!!!!!), por fín!. Entro en el paseo maritino dirección a la meta que ya la veo. Eres un campeón me dije!. Con los pies destrozados acelero el ritmo y aplaudo mientras me aplauden al publico que se encontraba en las gradas. Subo al arco de meta y alzo las manos. Me sacan una foto. YA! 23:12 horas, kilometros 123, puesto 100.

De los 254 participantes que tomaron la salida en la carrera de 123km, solo 191 llegaron a meta.

Solo hay una cosa que es siempre igual en cada una de las carreras en las que participo, sea de la modalidad deportiva o distancia que sea, o de los malos momentos que haya sufrido, y es que despues de todo...siempre merece la pena.