Drop Down MenusCSS Drop Down MenuPure CSS Dropdown Menu

CICLOTURISTA DEBA 2010



18/04/2010 - Deba

Mi inseparable coche-escoba

Otra carrera cicloturista que me servía de entrenamiento para el Ironcat 2010. En esta ocasión con dos recorridos posibles de 107 km y/o 156 km.


A las 07:30 horas nos presentamos, otra vez en compañia de mi amigo y compañero de club "Txitxo", en Deba. En esta ocasión tambien nos acompañó Beñat Barrio, que al igual que Txitxo esta preparando la "Quebrantahuesos 2010".


Txitxo preparándose para la carrera


Llegamos un poco justos de tiempo y salimos justamente delante del coche-escoba, pues los grupos de las tres salidas programadas habian salido ya.


En esta ocasión decido ir tambien con la "cabra" para seguir adaptándome a la posición de triatlon de mi bici nueva, pensando en el Ironcat. Por supuesto fuí el único que llevaba este tipo de bici y despertó el intereses de muchos ciclistas posteriormente. Creo que nadie me "miró mal" por ello.
Despues de la Duatlon de Arrigorriaga del día anterior, tenía las piernas bastante cargadas, pero pensé ir tranquilo e ir cogiendo ritmo poco a poco, lo que no pudo ser finalmente al salir ya desde el inicio "a remolque".

En seguida cogimos a grupo que había salido en último lugar, e intentamos saltar de este grupo para ir a por el siguiente, pero en esta ocasión, yo me quedé en tierra de nadie sin nadie por delante y nadie por detrás, soplando además bastante viento.

Decidí entonces ir tranquilo hasta coincidir con algún grupo y efectivamente tras 10-15 km me alcanzó un grupo pequeño de 3 componentes del que venía tirando fuerte un chico de Bergara sin ningún tipo de relevos por parte de los otros dos. Hago un pequeño esfuerzo y pego a ellos como una "lapa".

Tras varios kilometros a buen ritmo, y coincidiendo con un repecho algo exigente, nos quedamos tan solo el chico de Bergara y yo, descolgando a los otros dos.

Cuando habían transcurrido unos 30 kilometros tan solo por un terreno sube-baja pero rápido entre Elgoibar y Bergara, noto que la rueda trasera se pincha. Me eché a temblar pues sabía que la cámara de repuesto que había traido era de valvula corta y aunque tenia adaptador para poder poner en las ruedas de perfil alto que llevaba, quizas tendría problemas como la última vez para poder inflarlo. Y es que el día anterior habia gastado 2 cámaras en el duatlon de Arrigorriaga y no pude comprar ninguna más.

Efectivamente, otra vez que me quedé tirado esperando el coche-escoba. En este momento ya sabía que el problema de mis ruedas era la tela que cubre el fondo de la llanta, que no es lo suficientemente duro como para evitar que la cámara se "pinze" con los agujeros del final de los radios.

Al llegar el coche-escoba me recogen y me comentan que deben ir detrás de los últimos ciclistas, un grupo de cuatro ciclistas bastante peculiares que logicamente iban "a su ritmo". Me comentan que hay asistencia técnica a unos 40-45 km, lo que suponía que tardaría al menos 2 horas y pico en llegar, pues ademas de ir al ritmo de los últimos ciclistas, debían ir parándose para recoger todos los carteles que indicaban la dirección a seguir. Me resigno y doy por concluida la carrera.

Al llegar al punto de asistencia mecánica en Azpeitia, me animo y decido pedir que me lo arreglen y salir yo solo a modo de entrenamiento de contrareloj, ideal para trabajar la postura de acoplado duante bastantes kilómetros.

Tenía muchas ganas y fuerza, tras la inicial decepción y cogo un buen ritmo que pude mantener hasta el final. Me encontré muy agusto e incluso fuí adelantando corredores rezagados a pesar de todo el retraso acumulado que llevaba.

Cuando estaba a punto de llegar a Deba, punto donde tenías la opción, tras recorrer 107 km, de finalizar la prueba o continuar por el recorrido largo de 156 km tomo la decisión se seguir a sabiendas de que seria el último ciclista pues los ciclistas que venían por detrás de mi, terminarían seguro en Deba.

En ese preciso momento me alcanza el coche-escoba que habia dejado atrás a los últimos ciclistas para preguntarme si iba a continuar, ya que en tal caso deberían continuar detrás de mi, casi casi rogandome que no lo hiciera. A pesar de ello, les digo que si haria el recorrido largo a pesar de tener que hacerlo solo.

Mi inseparable ..."coche-escoba"


A partir de este momento el coche-escoba me acompañaría detras todo el recorrido, lo que provocaba que toda la gente que me veía pasar me animara como si realmente fuera un último ciclista de esos que no pueden ya ni con su alma. El último si era, del recorrido largo, pero iba fuerte a buen ritmo. En cualquier caso lo agradecí bastante. De hecho parecía que estaba disputando una contrareloj profesional con coche de apoyo detras en todo momento y dándome ánimos, como de hecho así lo hacían.
Continuo a buen ritmo con fuerzas, hasta encontrarme con una exigente subida a San Migel, donde me costo bastante no perder el ritmo alegre que traia. Despues descenso con altibajos hasta Deba muy contento por llegar y el buen "entrenamiento" que habia supuesto para mi de cara a afrontar el Ironcat.


Me encuentro a Beñat y Txitxo sentados en la plaza tomando el sol y comiendo algo, haciendo yo lo propio. Txitxo me comenta que se habia sentido algo cansado y que sol habia hecho la vuelta corta, mientras Beñat habia completado el largo acabando muy cansado por el ritmo impuesto en su grupo.

Txitxo reponiendo fuerzas tras el esfuerzo


Beñat llegando tras completar la carrera


La valoración que puedo hacer de esta prueba esta un poco desvirtuada por las circunstancias en las que finalmente tuve que completarla, pero sinceramente creo que es un recorrido variado y bonito, con buena organización. Recomendable.