Drop Down MenusCSS Drop Down MenuPure CSS Dropdown Menu

ENTRENAR POR LA MAÑANA O LA TARDE ?


Seguro que no te sientes igual de energético a las 11 de la mañana que a las 4 de la tarde ¿verdad? Tu energía, tu creatividad y tu emotividad varían a lo largo del día en lo que se llama los ciclos circadianos. Es una cuestión hormonal y varía de persona a persona aunque hay un patrón medio estandar.


  • Antes de despertarte, la luz hace que segreges adrenalina y noraadrenalina para ayudar al cerebro a arancar. Tu nivel de rendimiento físico es bajo pero va ascendiendo paulatinamente. La hormona melatonína está al mínimo.
  • El pico de rendimiento se alcanza unas 3 horas después de levantarte y desde ahí empieza a bajar poco a poco. Despueés de comer desciende bastante, por eso te notas con sueño y cansado a la hora de "la siesta".
  • Comienza a subir paulatinamente desde el punto más bajo, durante unas 5 horas, hasta formar un nuevo pico sobre las 8 ó 9 de la noche para caer poco a poco hasta su punto más bajo, sobre las 4 ó 5 de la madrugada, desde dnde vuelve a subir poco a poco hasta despertarte de nuevo.
Argumentos a favor de entrenar por la mañana:

- Mayor activación para el resto del día: Hacer ejercicio por la mañana carga de energía para todo el día. Además, al levantarse cuenta con el descanso de la noche y con sus fuerzas intactas. Por la tarde, después de un duro día de trabajo existe mayor fatiga y un día sí y otro también decidas dejarlo para otro día.

- Regula el apetito: Casi todo el mundo coincide en este punto: hacer ejercicio por la mañana regula el apetito para todo el día. Lo primero es que comienza a quemar calorías antes de haber desayunado (o después si ha hecho la digestión), con lo cual su metabolismo se activa mucho antes. La sensación de hambre es menor y se controla mejor, por lo que es más fácil comer de manera inteligente, eligiendo los alimentos que resulten más saludables.

- Quema más calorías y potencia la actividad mental: Otras investigaciones afirman que para aquellos que quieren perder peso lo ideal es entrenar por la mañana debido a que el efecto de la ejercitación incrementaría el metabolismo y así, favorecería el gasto calórico. Cuanto antes se levante y empiece a moverse, antes comenzará a funcionar su metabolismo. El ejercicio matinal eleva el ritmo del metabolismo durante horas.

Además, el ejercicio a primeras horas de la mañana potencia la actividad mental y su efecto también puede perdurar por alrededor de 10 horas después.

- Es más fácil ya que nada interrumpe: Si hacer ejercicio es lo primero que harás al levantarte, antes de ir al trabajo o a horas en que otras personas están desayunando o durmiendo, es difícil que algo pueda impedir hacerlo. Por la tarde pueden surgirte mil impedimentos: una reunión, recoger a los niños al colegio, hacer la compra, una visita...
También hay menos gente en el gimnasio por la mañana. Espacios y máquinas están más disponibles.

Argumentos a favor de entrenar por la tarde:

- Relajación: No siempre se busca la activación. El entrenar por la tarde también permite relajarse ya que después de una jornada estresante a todos nos gustaría sentirnos como nuevos.

- Sociabilidad: Si lo que buscas es gente con la que entrenar, por la tarde siempre podemos encontrar compañero/a de entrenamientos.

- Más actividades: En los gimnasios encontraremos más oferta de actividades por la tarde.

- Energía y biorritmos: Dado que has ingerido alimentos durante el día, puedes tener mayores reservas energéticas para determinadas actividades. Los biorritmos para el rendir físicamente son mejores a media tarde.

Como se puede observar hay razones válidas para ambos horarios. Creo que el horario de entreno es una opción con muchas variables individuales. Prueba en ambos horarios para ver en cuál te sientes mejor y acostúmbrate a él.

En definitiva, hemos de considerar el ejercicio físico un hábito indispensable en la vida de todos, por lo que sus beneficios no están condicionados por horarios, sino que a cualquier hora y en cualquier lugar, poner nuestro cuerpo en movimiento es gratificante y muy saludable.